Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

ETA

El Banco de España investigó en 2007 casi 2.800 operaciones vinculadas a ETA y Al Qaeda

Las entidades de ahorro denunciaron cerca de 1.800 transacciones sospechosas de financiar al terrorismo, un 23% más que en 2006.

La lucha contra las finanzas de ETA y Al Qaeda también se libra en los despachos. Los especialistas del Banco de España investigaron a lo largo del año pasado 2.783 operaciones sospechosas de servir para allegar fondos a los terroristas nacionales y a la 'yihad' internacional. Según los datos del Servicio Ejecutivo de la Comisión de Prevención del Blanqueo de Capitales e Infracciones Monetarias (Sepblac), estas transacciones turbias ha crecido en un solo año un 23,6%.

Los últimos estudios del Sepblac, que datan de principios de este mes, revelan que los organismos que más colaboran con el Banco de España para tratar de sacar a la luz las redes de financiación terrorista son las entidades de ahorro (cajas y bancos). Setenta y cuatro de estas instituciones estuvieron detrás de 1.770 denuncias, el 63% de los casos investigados por el organismo de control. También fue muy elevado el número de delaciones de las sociedades de cambio de moneda. Un total de 28 gestoras de transferencias pusieron a las autoridades sobre aviso de 235 movimientos sospechosos de dinero hacia o desde el extranjero. El resto de denuncias corrieron a cargo de cooperativas de crédito, aseguradores, agencias de valores, emisoras de tarjetas de créditos y servicios postales. Los bancos europeos o extracomunitarios solo alertaron de 36 movimientos extraños, escasamente el 1,2% del total.

Fuera de las entidades bancarias, financieras o de crédito las denuncias sobre operaciones sospechosas de financiar o lavar dinero para organizaciones terroristas fueron muy escasas: 490 casos. La mayoría de estas investigaciones se iniciaron por alertas de los notarios (220), seguidos de registradores de la propiedad (177), inmobiliarias (42), abogados (25), contables (seis) y transporte de dinero (seis). El resto fueron casinos, joyerías y registradores mercantiles.

La Policía, en cabeza

La mayoría de los casos de posibles allegamientos de fondos fueron remitidos al Cuerpo Nacional de Policía. Solo en 2007, los expertos económicos de esta institución investigaron 1.300 expedientes. Otros 762 casos recayeron en la Agencia Estatal de Administración Tributaria. La Guardia Civil se hizo cargo de 652 denuncias, la Fiscalía Anticorrupción llevó 185 investigaciones y Aduanas instruyó otros 177 sumarios. Pero no fueron los únicos organismos que en 2007 indagaron sobre las supuestas cuentas de Al Qaeda y ETA en España. También participaron 14 juzgados de instrucción, la Fiscalía Antidroga, la Dirección General del Tesoro y Política Financiera y el propio Banco de España.

Entre todos estos organismos lograron resolver casi todos los expedientes abiertos. De los 2.783 casos detectados se concluyeron 2.665, bien porque estos movimientos nada tenían que ver con organizaciones armadas o bien porque se confirmó que las operaciones habían sido realizadas por testaferros de terroristas y la investigación pasó a los servicios de Información de las Fuerzas de Seguridad. El número y los casos que terminaron en manos de la lucha antiterrorista son secretos.

Etiquetas