Nacional
Suscríbete

elecciones 20-N

El PP asume que hay que vincular los salarios a "la realidad de la empresa"

Cristóbal Montoro, primero, y el vicesecretario Esteban González Pons, después, han hablado de la conveniencia de ligar los salarios con "la realidad de la empresa".

El PP ha asumido que hay que revisar el modelo de negociación colectiva para ligar los salarios a la "realidad de la empresa" después de que el presidente de Bankia, Rodrigo Rato, en el Foro de Empleo de los populares, haya abogado por abrir al respecto "una discusión seria".

Era el invitado estrella de este Foro que el PP celebra en Las Palmas, y según han coincidido en recalcar los mandatarios asistentes, Rodrigo Rato, desde hacía años alejado de cualquier acto público de su partido, "no ha defraudado".

Sin críticas directas al Gobierno, sino en un tono pedagógico, el exvicepresidente económico de José María Aznar se ha mostrado partidario, pues "ha llegado el momento sobradamente", de iniciar el camino hacia un nuevo modelo de crecimiento basado, entre otros pilares, en una negociación colectiva que ligue los salarios con la productividad y competitividad de la empresa.

Ello acarrearía, ha dicho, "reconocer diferencias entre los asalariados", si bien, a su juicio, resulta un factor indispensable si España quiere "dar un salto adelante" en esta tesitura y abordar un proceso de crecimiento económico sin riesgo de "estrangulamientos".

También ha considerado esencial diseñar un tipo de contratos "más simple" que ponga fin a la dualidad fijo-temporal, pues son cuestionables sus ventajas económicas y sociales y la economía ha desembocado en una coyuntura en la que ya no cabe incentivar este modelo.

A su entender, en pro de una economía más competitiva, puesto que por aquí pasa el futuro de la economía, conviene relacionar la educación con el empleo, toda vez que impera ahora desarrollar políticas que amplíen la oferta y la productividad. "Hay que preguntarse no por qué no se gasta más, sino por qué no se produce más", ha añadido.

Rato, aunque sin aportar concreciones, ha planteado además otra política fiscal, así como una "asignación más sana del crédito".

Después de la intervención de Rato, altos dirigentes del partido se han expresado en términos muy simulares, aunque sin mencionar la palabra "productividad".

Cristóbal Montoro, primero, y el vicesecretario Esteban González Pons, después, han hablado de la conveniencia de ligar los salarios con "la realidad de la empresa". La idea no es nueva en el PP, de hecho ya la han expuesto en otras ocasiones, pero ahora tiene visos, dicen las fuentes, de que pueda ir en el programa electoral.

Pons, durante su intervención, ha profundizado en dicha premisa al señalar que, en un proceso como ése, hay que contar con la participación activa de los agentes sociales y respetar los criterios de autonomía, flexibilidad y conciliación de los trabajadores.

Durante su intervención, ha recordado las palabras de hace dos días, cuando afirmó que el Partido Popular aspira a crear en la próxima legislatura 3,5 millones de puestos de trabajo.

Hoy no ha repetido la cifra, pero ha remarcado que una aspiración como ésa ha de ser "obligatoria" habida cuenta de que en España hay cinco millones de parados.

Tras aseverar que "ninguna fuerza política merece presentarse a las elecciones con una ambición menor", ha arremetido contra "la izquierda" por haber ironizado con sus palabras. "A quienes con sus errores han provocado que se hayan perdido millones de puestos de trabajo les da risa que el PP aspire a recuperarlos", ha concluido.

El candidato del PSOE a la Presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha sido uno de los protagonistas ausentes, ya que cada mandatario del PP le ha aludido, como el propio Pons, para el que el exministro "quiere convencer de que frente al paro no queda más que la resignación".

O la secretaria general, María Dolores De Cospedal. Ella ha acusado al Gobierno del que formó parte Rubalcaba de fomentar tan sólo "un empleo cada vez más precario".

La inauguración del Foro ha corrido a cargo de la vicesecretaria de Organización, Ana Mato, para quien el PP tiene el "orgullo de ser el partido del empleo", y de Cristóbal Montoro, quien ha hecho hincapié en recalcar que los populares, si ganan las elecciones, promoverán "un reparto equitativo" de los costes de la crisis para proteger a los "más débiles".

Una de los discursos más comentados ha sido el del exsecretario general de CCOO José María Fidalgo, últimamente colaborador de FAES.

Lo ha sido por estas palabras dirigidas al PP: "Tenéis que hacerlo muy bien; necesitamos que acertéis, porque si no este país entra en una senda horrible".

Etiquetas