Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

POLÍTICA

El PP aprovecha la salida de Solbes para denunciar la soledad de Zapatero

La deserción de los ex ministros puso en bandeja al PP la oportunidad para denunciar la soledad del presidente del Gobierno y atribuirla a su defensa de una política económica errónea. Así lo hizo Mariano Rajoy, quien pidió a José Luis Rodríguez Zapatero una reflexión ante estas renuncias y una rectificación del rumbo que sigue.

"El presidente del Gobierno debiera darle una pensada", dijo en referencia a la subida de impuestos y el incremento del gasto público. "Tiene que ver que parte del equipo económico le está dejando solo", argumentó y mencionó la renuncia del ex ministro de Economía, Pedro Solbes, y el que fuera secretario de Economía del PSOE y también ex ministro, Jordi Sevilla.

Según el líder del PP, la deserción de los parlamentarios socialistas está en línea con las discrepancias que ya expresaron los grupos parlamentarios en el debate económico de la pasada semana con las decisiones económicas del jefe del Ejecutivo. "Se quedó solo el otro día en las Cortes", afirmó en RNE. "En el pleno, todo el mundo se lo dijo: por ese camino no vamos a ninguna parte", añadió.

La portavoz del grupo popular en el Congreso, Soraya Sáenz de Santamaría, también abundó en la división en las filas socialistas a cuenta de la política económica de Rodríguez Zapatero, y apuntó las renuncias de los ex ministros como una prueba de que muchos socialistas "están poniendo pies en polvorosa" y han pasado a la "tocata y fuga". En la habitual rueda de prensa tras la Junta de Portavoces, coincidió con la interpretación de que la marcha de Solbes demuestra su desacuerdo con los Presupuestos para 2010 que pronto empezará a tramitar el Parlamento. En su opinión, las próximas cuentas del Estado son "contradictorias con lo que él defendió siendo comisario europeo".

Etiquetas