Despliega el menú
Nacional

BARCELONA

Cárcel por pegar a la profesora del instituto de su hija

La agresora no entiende por qué una "pequeña trifulca" ha generado un delito con pena de cárcel. Al parecer, le tiró del pelo reiteradamente, arráncandole mechones del cabello, según el escrito de la Fiscalía.

El Juzgado Penal número 23 de Barcelona condenó este miércoles a dos años de cárcel a Milagros F.G. por pegar a la profesora de ciencias sociales de su hija, de 13 años, a la salida del instituto I.E.S. Roger de Flor de Barcelona. El abogado de la acusada, Richard Esteban, explicó que su cliente no comprende cómo lo que consideró "una pequeña trifulca" en su momento ha podido convertirse en un delito con pena de cárcel.

Al parecer, los hechos se desencadenaron la tarde del 6 de noviembre de 2008 cuando la madre al no poder hablar con la maestra de la menor en varias ocasiones decidió abordarla a la salida del centro, lugar donde se desencadenó la pelea. El escrito de la Fiscalía recoge que en ese momento la madre de la alumna se abalanzó sobre la profesora "tirándole del pelo reiteradamente, arráncandole mechones del cabello y arrinconándola al tiempo que la insultaba con palabras soeces" mientras la amenazaba con matarla. La funcionaria pudo escapar con ayuda de terceros y refugiarse en el instituto.

La condena señala un delito de atentado en concurso ideal unido a un delito de lesiones y una falta por amenazas. Esteban, consideró que a pesar de que su cliente quiso llegar a una conformidad "debería haber luchado" puesto que el delito de atentado solo tiene lugar cuando la víctima es una autoridad y "no en el caso de tratarse de un funcionario público". Además, Milagros F.G. deberá pagar una multa de 120 euros e indemnizar a la víctima con 8.840 euros por las lesiones y secuelas. También, durante dos años no podrá acercarse a menos de mil metros de la agredida, aunque ésta ya no trabaja en el centro porque está jubilada.Sentencia pionera

Pere Ciudad, del defensor del profesor del sindicato ANPE, explicó este miércoles que se trata de una "sentencia muy importante" porque la juez ha considerado delito de atentado una agresión a un profesor en ejercidio de sus funciones. "Juicios así ponen en evidencia que una agresión a un profesor es un hecho grave, que atenta contra el derecho de educación".

Asimismo, explicó que aunque la mujer no ingresará en prisión dado que la pena es de dos años, esta sentencia servirá de "aviso" para que no se sucedan hechos similares. A pesar de ello, consideró que situaciones así se encuentran cada vez más "controladas".

Etiquetas