Nacional
Suscríbete

OPERACIÓN CONTRA ETA

Rubalcaba confía en aclarar el asesinato de Giménez Abad

Gurutz Agirresarobe Pagola y Aitziber Ezkerra Segurajauregi han sido detenidos por su presunta participación en el asesinato de Joseba Pagazaurtundua. En cuyo crimen se usó la misma pistola que acabó con la vida del presidente del PP en Aragón.

Gurutz Agirresarobe
Rubalcaba confía en que las detenciones esclarezcan el asesinato de Giménez Abad
EFE

Investigadores de la Policía analizan si Gurutz Agirresarobe Pagola y Aitziber Ezkerra Segurajauregi, detenidos esta madrugada, a los que, entre otros actos delictivos, se les imputa su participación en el asesinato del ex jefe de la policía municipal de Andoain Joseba Pagazaurtundua, en febrero de 2003, estarían implicados también en el atentado que costó la vida al senador del PP Manuel Giménez Abad, el 6 de mayo de 2001 en Zaragoza, ya que fue la misma pistola la utilizada en ambos atentados, según han informado fuentes de la investigación.

El ministro de Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, ha realizado una breve valoración sobre las detenciones  de este martes en Hernani; unos arrestos por los que ha expresado su satisfacción y felicitación a la Ertzaintza, al Gobierno Vasco y especialmente al consejero de Interior, Rodolfo Ares.

El ministro se ha referido a la pistola utilizada en el asesinato de Pagazaurtundua y ha confirmado también que fue la misma que la que se usó en el asesinato de Manuel Giménez Abad. "Es verdad, la pistola es la misma", ha incidido y ha mostrado su esperanza en que estas investigaciones permitan avanzar en la resolución del asesinato del senador y presidente del 'popular'. Además, Rubalcaba ha dicho que con esta operación se pone de manifiesto la estrategia compartida de las fuerzas de seguridad de "detener, detener y detener hasta que esto se acabe".

El titular de Interior, que ha recordado con "enorme dolor" a la última víctima de ETA, ha dicho no obstante que la organización terrorista llevará el día 9 un año sin cometer atentados, ha recalcado que "seguimos con la guardia bien alta" y que si no ha habido atentados "no es porque ETA no quiera atentar sino porque no puede" y "entre todos se los hemos impedido" y ha recordado que el asesinato de Giménez Abad es un asesinato sin resolver a pesar de que ha habido diligencias e investigaciones en torno a él.

El consejero vasco de Interior, Rodolfo Ares, ha asegurado que todas las pruebas halladas en el lugar del asesinato de Pagazaurtundua apuntan a que Aguirresarobe fue el autor material del crimen.

En una comparecencia de prensa en la sede de la Ertzaintza en Erandio (Vizcaya) para informar sobre la operación, Ares también ha explicado que aunque la pistola utilizada en ambos asesinatos es la misma, no implica que el asesino fuera el mismo.

El consejero ha agregado que los dos detenidos en Hernani, Aguirresarobe y su antigua pareja, Aitziber Ezkerra, formaban una 'célula durmiente' de ETA vinculada al 'complejo Donosti', y posiblemente, según Ares, estaban a la espera de recibir órdenes de la organización terrorista.

Dos crímenes y una misma pistola

Joseba Pagazaurtundúa fue asesinado en el bar Daytona, de Andoain, mientras se tomaba un café. Un solo etarra, que le esperaba en el bar, le descerrajó cuatro tiros que acabaron con su vida. En ese momento, Pagazaurtundua, sargento jefe de la policía municipal de Andoain, casado y con dos hijos de nueve y catorce años, estaba de baja por la continua campaña de acoso que sufría. El crimen estaba aún sin resolver, pero según cree la Ertzaintza, el presunto autor de los disparos fue Aguirresarobe.

Por su parte, el presidente del PP en Aragón Manuel Giménez Abad falleció el 6 de mayo de 2001, víctima de un atentado de ETA al recibir tres impactos de bala en la cabeza cuando se dirigía al estadio de la Romareda para ver un partido de fútbol. Según testigos presenciales, el autor de los hechos fue un joven de unos 25 años que vestía un chándal azul y llevaba el pelo largo y una gorra. La víctima no llevaba escolta.

El atentado se produjo en torno a las seis y media de la tarde en la calle Princesa de Zaragoza. Testigos presenciales aseguraron que el autor de los hechos también encañonó el arma contra las personas que se cruzó al darse a la fuga. La policía encontró en la zona varios casquillos de 9 milímetros parabellum, munición habitual de la banda terrorista.

Etiquetas