Despliega el menú
Nacional

UN BOTÍN DE 314.OOO EUROS

Detenido uno de los atracadores de bancos más activos de los últimos 30 años

Llevaba treinta años robando bancos y desde el año 2005 se había hecho con un botín de al menos 314.000 en al menos los doce atracos que se le atribuyen desde que ese año retomara su actividad delictiva tras salir de la cárcel. Hacía cinco años que le buscaba la Guardia Civil. Había sido identificado en un mediático atraco a una sucursal bancaria de Calahorra (La Rioja). En aquella ocasión, logró huir a bordo de un vehículo con matrículas falsas después de que los clientes y empleados de la entidad presentaran una fuerte resistencia. El detenido, cuyas iniciales son J.J.S.M. y que tiene 53 años, ha protagonizado a lo largo de su vida diferentes fugas y evasiones.

La Guardia Civil ha detenido en la localidad de Borges del Camp (Tarragona) a uno de los atracadores más buscados en los 30 últimos años, a quien se atribuyen al menos doce atracos en los que se apoderó de hasta 314.000 euros en entidades bancarias de Teruel, León, Zaragoza y Castellón desde 2005, cuando retomó sus actividades delictivas después de pasar un tiempo en la cárcel.

Este individuo de 53 años, cuyas iniciales son J.J.S.M, estaba siendo buscado por la Guardia Civil desde hace cinco años, tras ser identificado en un mediático atraco a una sucursal bancaria de Calahorra (La Rioja). En aquella ocasión, el ladrón consiguió huir a bordo de un vehículo con matrículas falsas de la fuerte resistencia que opusieron los clientes y empleados de la entidad.

Desde el atraco en Calahorra, en el que no tuvo más remedio que abandonar el botín, J.J.S.M. perpetró supuestamente al menos doce robos con violencia e intimidación en los que se apoderó de 314.000 euros, armas de fuego y otros efectos utilizados para cometer los atracos. Para ellos, contaba con un 'kit' de pelucas, bigotes, ropa y armas de fuego.

En el transcurso de las investigaciones, la Guardia Civil detectó similitudes en el modo de actuación de otros atracos e identificó al presunto autor. También en La Rioja, en concreto en el municipio de Alfaro, el sospechoso amenazó con un revólver a los empleados de una entidad bancaria y se hizo con un botín de 4.400 euros. En ese momento, agentes del Instituto Armado, bajo la dirección del Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Número uno de Calahorra, activaron una operación para dar con su paradero que condujo a su localización en la localidad tarraconense de Cambrils.

FUGAS Y EVASIONES

Este veterano atracador ha protagonizado diferentes fugas y evasiones a lo largo de su carrera delictiva, que obligaron a los agentes a hacer seguimientos muy discretos hasta localizar su domicilio y montar un dispositivo que no llamase la atención.

El pasado 20 de enero, los investigadores descubrieron a J.J.S.M, introduciendo una mochila en el maletero del vehículo y partiendo hacia Reus. Posteriormente, aparcó el vehículo en la parte trasera de un restaurante en la localidad de Borges del Camp, donde se sentó en la mesa con otro hombre que aguardaba en su interior.

Junto a esta persona había atracado el pasado 7 de enero una sucursal bancaria de la localidad de Vinaroz (Castellón), donde, tras retener a siete personas y esperar la apertura del retardo de la caja fuerte del banco, se apoderaron de casi 32.000 euros.

En el momento de su detención, la Guardia Civil halló un revólver del calibre 38, munición y una pistola calibre 7,65 junto a una peluca, un bigote y ropa para cambiarse, todo ello guardado en la mochila del maletero de su vehículo.

Su acompañante fue identificado como L.F.N, de 52 años de edad y vecino de Reus. Al ser registrado su vehículo, se le incautó también una mochila con diversas prendas de ropa y un pasamontañas muy similar al utilizado en Vinaroz. Con estos indicios y ante la sospecha de que habían quedado en el restaurante para cometer otro atraco, se procedió a su detención, siendo después identificado como coautor del atraco en Vinaroz.

En el registro de un apartamento en Reus, la Guardia Civil se incautó de otra pistola del calibre 9 corto, munición, material para falsificar matrículas y documentación falsa y 1.650 euros.

Con estas detenciones la Guardia Civil da por esclarecidos el atraco a una sucursal bancaria de Arnedo (La Rioja) en el que robaron 12.300 euros el 15 de mayo de 2005, los 13.200 euros robados en una entidad de Cistierna (León) en junio de aquel año, la aprensión en noviembre de 31.800 euros en otra entidad de Andorra (Teruel) y el atraco a una sucursal de Arnedo (La Rioja) en junio de 2006, a la que robaron 72.000 euros.

Además, quedaría resuelto el robo en Zaragoza a una sucursal de Gallur (39.000 euros) en marzo de 2008, el atraco a otra de EJea de los Caballeros (33.300 euros) así como otro cometido en Benicarló (46.000 euros) en julio de aquel año, otro en Onda (10.300 euros) en agosto de 2009, uno más en el municipio riojano de Alfaro (4.400 euros) y un último robo con violencia e intimidación en la entidad de Vinaroz (Castellón), donde se apoderaron de 31.900 euros.

Las armas intervenidas han sido remitidas al Laboratorio de Criminalística de la Guardia Civil en La Rioja, para comprobar su origen ilícito y si han sido utilizadas en otros hechos delictivos.

La operación ha sido llevada a cabo por las unidades de Policía Judicial de la Guardia Civil de La Rioja y Tarragona. Con el esclarecimiento de estos hechos delictivos, se da por finalizada la operación 'Santa' aunque no se descarta que estos dos detenidos puedan ser reconocidos en otros hechos delictivos, dado que las actuaciones han sido puestas en conocimiento de otros cuerpos policiales por si pudieran estar implicados en atracos cometidos en otras comunidades autónomas.

Etiquetas