Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

EN SEVILLA

Detenido por violar a una mujer durante horas

El presunto agresor cuenta con numerosos antecedentes policiales. Un amigo suyo ha sido arrestado por omisión del deber de socorro.

La Policía Nacional de Sevilla ha detenido a un indigente, con numerosos antecedentes policiales y que ya ha ingresado en prisión, como presunto autor de la detención ilegal y la violación de una mujer, mientras que un amigo del presunto agresor ha sido arrestado por omisión del deber de socorro.

El indigente detenido es Juan F.C. de 47 años, acusado de la detención ilegal y violación, y que tiene 41 arrestos policiales por agresiones sexuales, malos tratos en el ámbito familiar, lesiones y amenazas, entre otras, y quince detenciones más por la Guardia Civil por hechos de similares características.

También ha sido detenido Dumitru Catalin C., rumano, de 20 años, como presunto autor de una omisión del deber de socorro y dos detenciones anteriores por reclamación y lesiones, según informado la Policía Nacional.

Los hechos ocurrieron el pasado 15 de noviembre cuando la víctima se encontró con el autor en un comedor de la beneficencia y le invitó a pernoctar en la muralla de la Macarena.

Una vez allí, en un lugar totalmente apartado de la vista y de difícil escapatoria la violó repetidas veces durante horas, amenazando con matarla si no colaboraba, al tiempo que le propinaba fuertes golpes en el pecho.

Tras cuatro horas de agresión, la obligó, intimidándola con cortarle el cuello con una navaja, a que se vistiera y le acompañara a comprar unas cervezas, para, posteriormente regresar al mismo lugar, esta vez acompañado de un amigo suyo.

Cuando se encontraban nuevamente en el mismo lugar de antes, le obligó a que se desnudara, forzándola sexualmente mientras su amigo le decía a la víctima que "aguantara".

Al cabo de dos horas, en un momento de descuido, la víctima consiguió huir y denunciar el caso a la Policía.

El Servicio de Atención a la Mujer de la Policía llegó a la conclusión de que no se trataba de un agresor ocasional, sino que elegía a sus víctimas "en un concreto espacio físico, de una condición social determinada, asegurándose de que no iban a acudir a las instituciones amparado en la escasa credibilidad que podrían tener" y en la "ley de silencio" que impera entre los sin techo, ambiente en el que el autor era un líder y al que nadie se atrevía a denunciar, según la fuente.

Tras varias gestiones, agentes del grupo procedieron a la detención de ambos hombres, tras lograr su identificación y reconocimiento por parte de la víctima y fueron puestos a disposición del juez, que decretó el ingreso en prisión del autor material de la violación.

Al detenido también le constan entre sus detenciones cuatro antecedentes policiales por delitos contra la libertad e indemnidad sexual y una medida de alejamiento e incomunicación contra sus cuatro hijos por abusos sexuales.

Etiquetas