Nacional

En una operación en 20 provincias

Tres aragoneses detenidos por compartir pornografía infantil

En la operación se han intervenido 240 discos duros con imágenes de agresiones sexuales a menores de 13 años, de gran crudeza y muchas novedosas para los especialistas.

La Policía Nacional ha detenido a 57 personas que compartían pornografía infantil en internet, cinco de ellas reincidentes, en una operación en la que se han intervenido 240 discos duros con imágenes de agresiones sexuales a menores de 13 años, de gran crudeza y muchas novedosas para los especialistas.

Así lo ha destacado el inspector jefe de la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de la Policía, Enrique Rodríguez, que ha explicado en rueda de prensa algunos detalles del operativo desarrollado en 21 provincias y que ha concluido con la detención de 57 personas, tres de ellas en Aragón, y la imputación de otros 24 por posesión o distribución de este tipo de material.

Las detenciones se han producido en Valencia (12), Andalucía (10), Cataluña (10), Madrid (7), Murcia (4), País Vasco (4) Galicia (3) Aragón (3) Castilla y León (2) Cantabria (1) y Canarias (1).

Rodríguez ha asegurado que entre el material incautado hay vídeos conocidos por los investigadores y que circulan desde hace años por internet, pero también hay imágenes nuevas, todas ellas de menores de trece años y alguna de ellas de gran crudeza. "Se trata de la misma agresividad y salvajada de siempre", ha añadido el inspector jefe que ha asegurado que los especialistas están examinando minuciosamente todos los archivos en busca de cualquier dato que permita identificar a los agresores y las víctimas.

Respecto a los detenidos, la policía ha destacado que en solo una semana todos se habían descargado una media de cinco archivos, aunque algunos de ellos habían llegado a poseer más de 800, lo que demuestra "la ansiedad de acaparar en su ordenador este tipo de material" que, con toda probabilidad, no pueden visionar por completo.

Rodríguez también ha destacado el elevado nivel de cualificación de muchos de los arrestados, con profundos conocimientos de informática -por sus estudios o profesiones- y que han dificultado su identificación, ya que "por primera vez" algunos de los detenidos o imputados han empleado programas de uso profesional de borrado seguro de datos.

Uno de los arrestados en Orihuela (Alicante) incluso tenía instalado un sistema amplificador de la señal wifi en la terraza de su domicilio. Este dispositivo potencia la capacidad de captar conexiones inalámbricas de otros usuarios para utilizar fraudulentamente esas líneas y enmascarar la conexión del usuario real.

La herramienta informática utilizada en esta última operación se denomina "Gnuwatch' -vigilante- y funciona como una especie de "GPS" capaz de rastrear millones de conexiones día y noche y de localizar, en un mapa, dónde se esconden los 'consumidores' de fotos y vídeos sexuales de niños.

La operación ha sido dirigida por la Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) y en ella han participado también los grupos especializados de Madrid, La Coruña, Málaga, Murcia, Barcelona, Tarragona, Soria, León, Córdoba, Huelva, Sevilla, Almería, Alicante, Valencia, Castellón, Cantabria, Huesca, Zaragoza, Vitoria, San Sebastián y Las Palmas.

La Policía Nacional ha informado hoy de la detención de 57 personas, en una amplia y prolongada operación contra la pornografía infantil en internet que se ha desarrollado en 21 provincias.

Una de las detenciones se practicó el 7 de septiembre de 2011 en Zaragoza, en plena operación llevada en secreto por la Policía Nacional, según han informado fuentes policiales.

Al detenido, un hombre de 50 años, se le incautó diverso material relacionado con la pornografía infantil en el registro practicado en su domicilio, según las fuentes.

La Policía, que ampliará la información esta mañana en una conferencia de prensa en Madrid, explica en un comunicado que, además de los arrestados, hay otras 24 personas imputadas por poseer y distribuir este tipo de material.

Según ha informado Interior en un comunicado, la investigación ha sido posible gracias a la utilización de un software puntero a nivel internacional: el programa GnuWatch que permite detectar a los usuarios que están compartiendo archivos de contenido pedófilo con una excelente precisión.

Los detenidos compartían y poseían archivos pornográficos en los que intervienen niños de corta edad realizando actos de naturaleza sexual con adultos. Durante la semana de monitorización realizada por los ciberagentes, se ha comprobado que cada uno de los usuarios investigados se habría descargado una media de cinco archivos en ese breve espacio de tiempo. Además, alguno de ellos había llegado a poseer más de 800.

Los agentes han destacado el elevado nivel de cualificación de muchos de los arrestados, con altos conocimientos de informática -por sus estudios o profesiones- y que han dificultado su identificación. Asimismo, se ha detectado un incremento en la utilización de programas de uso profesional de borrado seguro de datos con la intención de eliminar las huellas que pudieran dejar en el sistema. A pesar de ello, han sido localizados y detenidos.

Uno de los arrestados tenía instalado un sistema amplificador de la señal wifi en la terraza de su domicilio. Este dispositivo es utilizado para ampliar la capacidad de captar conexiones inalámbricas que emiten otros dispositivos ajenos, para utilizar fraudulentamente esas líneas y enmascarar la conexión del usuario real.

Reincidentes

Destaca también el alto número de detenidos reincidentes, es decir, sujetos arrestados anteriormente en operaciones vinculadas a la distribución y tenencia de pornografía infantil.

El material intervenido en los registros efectuados en 21 provincias españolas contiene archivos de vídeos de extrema dureza, como agresiones sexuales a menores de muy corta edad. Los investigadores están examinando minuciosamente todos los archivos en busca de cualquier dato que permita identificar a los agresores, a los niños víctimas de los abusos o determinar si alguno de los implicados es autor o productor de los vídeos y agresiones.

La operación ha sido dirigida por la Brigada de Investigación Tecnológica de la UDEF Central de la Comisaría General de Policía Judicial, y en ella han participado también los grupos especializados de la Jefatura Superior de Policía de Madrid y de las Comisarías Provinciales de La Coruña, Málaga, Murcia, Barcelona, Tarragona, Soria, León, Córdoba, Huelva, Sevilla, Almería, Alicante, Valencia, Castellón, Cantabria, Huesca, Zaragoza, Vitoria, San Sebastián y Las Palmas. Así como las comisarías locales de Santa Coloma de Gramanet, Sanlucar La Mayor, Novelda, Elche, Alcoy, Gandía y Lerín.

Etiquetas