Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

INTERIOR

Denuncian que se deja sin vigilancia una casa-cuartel para escoltar el chalet de Corbacho

PP califica de "intolerable" que la Benemérita tenga que movilizarse para proteger el chalet donde el ministro pasa el fin de semana.

La Unión de Guardias Civiles de Cataluña (UGC) denunció que se ha dejado sin vigilancia, "ni tan siquiera un guardia de puertas", un cuartel en la provincia de Tarragona para escoltar al ministro de Trabajo, Celestino Corbacho, en el chalet donde pasa el fin de semana. Una denuncia de la que rápidamente se hizo eco el PP que, por boca de su diputado en el Congreso y concejal en El Prat de Llobregat (Barcelona), Antonio Gallego, calificó el hecho de "intolerable" y de "cacicada" por la que ya anunció que pedirá explicaciones en el Parlamento.

A través de un comunicado la UGC denunció que los guardias civiles recibieron la orden de "cerrar" un cuartel y dejar al mismo sin la más mínima seguridad. Un hecho que califican, "en el mejor de los casos, de una irresponsabilidad absoluta", ya que quién dio esta orden parece haber olvidado que son "objetivo prioritario" de ETA y que allí residen, además de guardias, mujeres y niños. Así señalan que "por razones de la propia seguridad de las familias afectadas y de seguridad ciudadana" no facilitan ningún dato concreto "relativo al Cuartel afectado por esta medida arbitraria" y que no lo harán "en tanto que la situación no se restituía a la normalidad".

"Si para proteger a un Ministro o a quien sea, tenemos que dejar un Cuartel sin protección algo no funciona en el sistema y obviamente está evidenciando una falta de personal clamorosa, poca organización y mala previsión", denuncia el comunicado, en el que la UGC de Cataluña también anuncia que solicitará a través de la Dirección General de la Policía y la Guardia Civil, explicaciones "urgentes" sobre el hecho.

Además, se quejó porque la Guardia Civil es "sistemática e históricamente" utilizada porque son un cuerpo muy jerarquizado y que cumple "fielmente" órdenes. Además, el comunicado define a los guardias civiles como "olvidados, ignorados y marginados" a la hora de ser atendidas sus reivindicaciones.

Una cacicada

En otro comunicado, el diputado del PP, Antonio Gallego, denuncio que el Ministerio de Interior haya "cerrado literalmente" la casa-cuartel y haya puesto "en riesgo" a las familias de la Guardia Civil, "que como todo el mundo sabe son objetivo de organizaciones terroristas, especialmente los etarras", para proteger "las vacaciones de un ministro".

"Han dejado el cuartel sin la más mínima seguridad, han retirado incluso a los guardias de puerta, a pesar de que en la casa-cuartel residen familias y hay armas que requieren unos mínimos de custodia", denunció Gallego que calificó el hecho de "intolerable".

El diputado popular anunció que solicitará explicaciones en el Congreso de los Diputados y pedirá que se depuren responsabilidades "ante tal cacicada" al tiempo que lamentó que, "por culpa de una falta absoluta de coordinación, planificación y de personal", se deje de prestar el servicio de seguridad ciudadana habitual a lo largo de todo un fin de semana.

Etiquetas