Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

CORRUPCIÓN

Denuncian a las fiscales del caso Gürtel por ocultar una prueba favorable a Camps

Ignacio Peláez, el ex fiscal de la Audiencia que presentó la querella contra Baltasar Garzón por las escuchas ilegales del caso Gürtel en los locutorios carcelarios, apunta ahora contra las fiscales del sumario, Concepción Sabadell y Myriam Segura.

Ignacio Peláez, el ex fiscal de la Audiencia que presentó la querella contra Baltasar Garzón por las escuchas ilegales del caso Gürtel en los locutorios carcelarios, apunta ahora contra las fiscales del sumario, Concepción Sabadell y Myriam Segura.

El letrado ha interpuesto una querella ante el Tribunal Supremo contra ellas por prevaricación y contra las garantías de la intimidad, los mismos ilícitos que imputa al magistrado suspendido. Peláez, abogado del constructor José Luis Ulibarri y que también está imputado en la causa, acusa a las dos fiscales de haber retirado del sumario una prueba clave que, en su opinión, exculparía al presidente de la Comunidad Valenciana, Francisco Camps, del delito de cohecho impropio. Se trata de una conversación en un locutorio de Soto del Real el 6 de marzo de 2009, en la que Peláez habla con el número dos de la trama corrupta, Pablo Crespo, sobre los supuestos regalos de Orange Market a Camps.

En ese pinchazo Crespo afirma tajante que el 'president' "se pagó sus trajes" y desmiente a otra de las imputadas, Isabel Jordán, de la que ellos, por entonces, sospechaban que había confesado los regalos de Álvaro Pérez, 'el Bigotes', a Camps. "Eso no es cierto, esa imputación nunca la podrán demostrar porque no es cierto", insistía en su conversación el ex secretario de Organización del PP gallego.

Peláez, que pide al instructor del Supremo, Alberto Jorge Barreiro, que se amplíe su querella inicial contra Garzón a las dos fiscales, entiende que Sabadell y Segura "tuvieron perfecto conocimiento de que de forma maliciosa no se enviaron estas transcripciones al TSJ de Valencia", en el que se enjuiciaba y de nuevo se enjuicia a Camps y a tres de sus más cercanos colaboradores. Esta omisión, entiende el abogado, privó a la defensa de Camps "de una prueba fundamental y esencial que podía haber aportado no solo ante el juez instructor, sino también ante el Supremo".

Etiquetas