Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

CRISTINA GARMENDIA

"Convertir el potencial científico en económico"

Los 5.354 millones de euros de presupuesto de su departamento mantendrán los proyectos de investigación.

Cristina Garmendia, ministra de Ciencia e Innovación, el pasado jueves en Zaragoza.
"Convertir el potencial científico en económico"
TONI GALáN/A PHOTO AGENCY

Cristina Garmendia elogió este jueves en Zaragoza que Aragón haya "multiplicado por seis la inversión pública" en Investigación, Desarrollo e innovación (I+D+i). También en el resto de España, según señaló la ministra de Ciencia e Innovación, estas políticas "han sido excluidas de los recortes presupuestarios" y son una prioridad para el Gobierno. Sin embargo, no son pocas las voces que aseguran que su ministerio ha ido dejándose por el camino competencias y partidas presupuestarias hasta convertirse en una de las carteras con menos peso del Ejecutivo. Ella, sin embargo, se siente comprometida con su proyecto e ilusionada con los retos futuros.

¿Qué destaca de los dos años y medio de vida de su ministerio?

Que hemos actuado en todos nuestros ámbitos competenciales con los mismos criterios: la agregación de capacidades, la internacionalización de capacidades y la eficiencia y eficacia en la gestión de recursos públicos. En el ámbito de las universidades, lanzamos el proyecto de campus de excelencia internacional española; en el de los hospitales, la iniciativa de institutos de investigación sanitaria; lo mismo hacemos en el ámbito de las empresas. Lo que pedimos es ambición en los proyectos, especialización, internacionalización y resultados.

¿Y cuáles son sus grandes retos?

Consolidar las fortalezas investigadoras adquiridas en los últimos años y convertir nuestro potencial científico en potencial económico. Para ello estamos desplegando la Estrategia Estatal de Innovación. Las dos grandes reformas que van a apuntalar estos objetivos son la nueva Ley de Ciencia y la Estrategia Estatal de Innovación, que está comprometida en dicha ley pero se va a poner ya en marcha porque pensamos que es una prioridad absoluta para reactivar la economía.

La Ley de Ciencia trata de evitar la fuga de cerebros. Una encuesta del INE revela que los científicos españoles se van del país por motivos académicos, pero vuelven por motivos económicos. ¿Comparte esta opinión?

La encuestra, publicada el día 4, se realizó a 6.000 personas y destaca que, en diciembre de 2009 y por tanto en plena crisis, del 95% de los doctores encuestados que tenían empleo, el 80% estaba satisfecho con su salario y su estabilidad laboral. Cuando el INE les preguntó por qué salían de España, el 23% contestó que por motivos económicos. Cuando se hizo esa pregunta a los que volvieron, el 29% aseguró que por motivos económicos. El 23% sale y el 29% vuelve, es un dato objetivo. Si tenemos que ponderarlo, parece que vuelven más por motivos económicos. La diferencia es que ahora pueden desplegar su actividad profesional en el país y esto lo demuestra que entre los doctores hay pleno empleo en medio de una crisis económica. Y que su grado de satisfacción sea del 80% habla de las posibilidades que tiene trabajar en I+D+i en España.

Cuando se creó el Ministerio de Educación, el de Ciencia e Innovación perdió competencias...

En 2009 hubo una remodelación del Gobierno en la que se quiso enfatizar la importancia de la educación para la sociedad y la economía. José Luis Rodríguez Zapatero decidió crear un ministerio dedicado solo a la educación, y por ello se pensó que la competencia de Universidades la tuviera él. Pero la fortaleza del Ministerio de Ciencia e Innovación es que mantiene las competencias en investigación se produzcan donde se produzcan: en universidades, en hospitales, en empresas, en organismos de investigación...

También se especula con que su cartera desaparezca, o se fusione precisamente con Educación.

Rumores hay muchos y de todo tipo. La única persona que tiene la competencia y la capacidad para tomar estas decisiones es el presidente del Gobierno. Yo estoy segura de que la ciencia y la innovación siempre van a ser una prioridad para el Ejecutivo, como lo han demostrado los Presupuestos de 2011, que son los más austeros de los últimos años. Tienen como primer objetivo llevar el déficit al 6%, algo exigente en términos de reducción del gasto de los ministerios, que debe de ser del 16%. Pero el presupuesto del Ministerio de Ciencia e Innovación ha quedado excluido del plan de austeridad, y esto es priorizar la I+D+i. El ministerio tiene un 1,19% más de dinero que el año pasado.

Pero la Confederación de Sociedades Científicas de España ha denunciado que sus cuentas para I+D+i en 2011 son un 8,37% inferiores a las de 2010.

El Gobierno ha aprobado un presupuesto, que entra ahora a tramitación parlamentaria, que asigna al ministerio 5.354 millones de euros, un 1,19% más que lo asignado el año anterior. Pero si comparamos esto, no con el presupuesto que entró en las Cortes el año pasado sino con el que salió aprobado de ellas, es un 1,65% inferior. Pero no lo puedo comparar aún con el del año pasado porque no ha salido de las Cortes. Es previsible que si el año pasado hubo partidas que el Parlamento asignó al ministerio en materia de I+D+i, este año también las haya. Desde luego, los 5.354 millones ya asignados al ministerio van a permitir seguir financiando todos los proyectos en marcha. Teniendo que cumplir este objetivo de déficit, poder mantener esta actuación prioritaria en I+D+i es hacer una apuesta por ella muy grande en España. Además, ¿con quién nos tenemos que comparar a nivel internacional? Con nuestros pares, con los grandes países de ciencia, como lo que somos. Estos países, el Reino Unido, Irlanda, Italia..., también están sometidos a cumplir un objetivo de déficit, y somos los únicos que no van a recortar la I+D+i.

Ya no tenemos ese complejo de inferioridad, ese 'que investiguen ellos', que decía Unamuno.

Hay otra frase de él que no se conoce tanto: "Queremos ser padres de nuestro futuro, y no hijos de nuestro pasado". Ahora mismo, en España no solo tenemos científicos que son de los mejores del mundo, sino también instituciones científicas punteras a nivel internacional. Investigadores que hacen su trayectoria científica en España son llamados a trabajar fuera. Y debo recordar que tenemos un Centro Nacional de Investigaciones Oncológicas que está entre los diez primeros del mundo, y un Consejo Superior de Investigaciones Científicas que está en el puesto 11 en el ranquin mundial de producción. Y estos liderazgos son los que tenemos que consolidar. A pesar de la crisis, de los ajustes, los tenemos que preservar porque en gran medida nuestro futuro depende de ellos.

¿La I+D+i crea empleo?

Claro que sí, y a través de los programas adecuados tenemos que incentivar y apoyar esto. Además, tenemos que hacer entender que en la I+D+i no solo hay investigadores, también hay tecnólogos, técnicos de mantenimiento de las infraestructuras, gestores de la innovación, administrativos... Por ejemplo, acabamos de inaugurar el Sincrotrón (acelerador de partículas) de Barcelona. La cualificación de los técnicos de mantenimiento de los equipos es muy específica y esto empieza a ser un nicho de empleo muy interesante. Y cuando se licitan proyectos así en el entorno internacional, no cabe duda de que tener la carta de presentación de que tú has construido ya uno y que tienes tus obreros especialistas en toda la secuencia de una obra de estas características da muchos puntos.

¿Están concienciados los españoles de ello?

De 2008 a 2010 se ha incrementado mucho el interés. Si ahora preguntas a la gente cuál es su ámbito preferente, los que responden espontáneamente que la I+D+i ya son el 13%. Y si preguntas qué preservarían en unos presupuestos austeros y llenos de recortes, un 77% dice que las actuaciones en I+D+i. Fíjese si el ciudadano ha entendido que esto debe ser prioritario para la supervivencia de los países. Es importante que el ciudadano lo defienda porque esto se paga con los impuestos de todos, y que uno pague sus impuestos sabiendo lo que quiere preservar es importante.

¿Cree que las reformas a nivel económico que está acometiendo el Ejecutivo crean división en el seno del PSOE?

Generar un consenso sobre una serie de medidas en un momento tan difícil como el que atravesamos es una misión imposible. Pero si hay que señalar una opinión, esta es la de los organismos internacionales, que han sacado a España de los países de riesgo. A su juicio, estamos promoviendo las medidas necesarias para salir de la crisis y reforzar nuestro patrón económico, y lo estamos haciendo bien. Son medidas difíciles, pero el presidente es pura determinación y convencimiento en su plan de reformas.

¿Un deseo?

Vivo con ilusión tener la gran oportunidad de demostrar el potencial científico de España y la oportunidad económica que puede significar para el país en términos de recuperación económica.

Etiquetas