Nacional
Suscríbete por 1€

CRISIS EN EL PP

Cospedal califica de "error tremendo" el plantón de Aguirre a Rajoy

"Todo el mundo esperaba verla allí", recalca la secretaria general del PP, que también ha considerado "inaceptables" las declaraciones que hizo Manuel Cobo contra la presidenta de Madrid, aunque matiza que son "menos graves" que las que hizo Ricardo Costa y que le costaron el carnet del partido.

Al PP no le ha gustado que Esperanza Aguirre no acudiese el martes al Comité Ejecutivo Nacional. La secretaria general y número dos de la formación política, María Dolores de Cospedal, ha calificado de "error tremendo" que la presidenta de la Comunidad de Madrid no fuese a la reunión. Según ha explicado, su asistencia hubiera sido más "coherente" y "respetuosa" con los que sí fueron. Para De Cospedal, la situación que atraviesa España no merece que algunos miembros del PP estén inmersos en los "líos internos". "Todo el mundo esperaba verla allí", ha dicho. La popular ha asegurado además que el comportamiento del ex secretario general del PPCV, Ricardo Costa, ha sido más grave que el del vicealcalde de Madrid, Manuel Cobo, ya que es peor "suplantar funciones que no le corresponden a uno cuando ya no tiene un cargo público", aunque las declaraciones de Cobo han sido "inaceptables". "La ciudadanía está percibiendo una lucha por el poder entre" Aguirre y Ruiz-Gallardón, ha dicho, y ha añadido que esa percepción es "mala" para el PP, que no puede permitirse "dar ese espectáculo".

De Cospedal ha afirmado que a muchos de los intervinientes en el comité les "extrañó" la ausencia de Aguirre, y lo consideraron una "falta de respeto" al conjunto del partido. "Cuando se convoca un Comité Ejecutivo porque son conocidos los problemas que se han producido en los que participan de manera importante varias personas, lo lógico es estar presente y hablar de todo lo que se tenga que hablar dentro de los órganos del partido", ha defendido.

"Desde mi punto de vista fue un error tremendo y hubiera sido más coherente y respetuoso que todo el mundo hubiera estado presente en el Comité Ejecutivo", ha subrayado, y ha apuntado que el martes asistieron la práctica totalidad de los barones del partido, excepto dos presidentes autonómicos que se excusaron, "uno por razones de salud y otro por razones de fuerza mayor". "Todo el mundo esperaba verla allí, hubiera sido bueno para ella pero cada uno toma sus decisiones y responde de sus actuaciones. No voy a responder yo por ella", ha dicho.

La secretaria general del PP ha asegurado asimismo que el comportamiento de Costa es más grave que el de Cobo, ya que, de acuerdo con los estatutos de su formación, es más grave "suplantar las funciones que no le corresponden a uno cuando ya no tiene un cargo público". "Suplantar una función que uno no tiene es más grave que cualquier otra cosa, es una de las cosas más graves que se pueden hacer en cualquier partido. La gravedad se refiere al momento en que se hace, las circunstancias y los medios a través de los cuales se hace. No es lo mismo hacerlo en público en un medio de comunicación que en un entorno más privado en que luego se le de publicidad", ha dicho.

Reprimenda a Cobo

En todo caso, ha señalado que la dirección nacional del partido considera "inaceptables" las declaraciones que Cobo hizo en una entrevista en el diario 'El País' y las "formas" y "el momento" en que las realizó. El Comité de Derechos y Garantías "va a hacer lo que tenga que hacer" respecto a Cobo, que podría recibir una sanción, y "no estará pendiente" de si tomar alguna decisión respecto al vicealcalde de Madrid podría reabrir el enfrentamiento entre Aguirre y Gallardón. Según ha dicho, si hay personas que no actúen conforme a los estatutos, deberán decidir "si quieren estar o no" en la formación porque "es un partido nacional y no federal".

A su juicio, la situación que atraviesa España no merece que algunos miembros del PP estén inmersos en "líos internos" y los ciudadanos y militantes del partido exigen que, en lugar de "pelearse entre ellos los líderes" de la formación, presenten soluciones alternativas a las políticas del Gobierno. "No estamos en un partido para peleas personales, sino para defender y luchar por otras cosas", ha dicho De Cospedal, que ha calificado de "inaceptables" las actuaciones que se han producido en los últimos días. La líder popular ha añadido que todos los intervinientes en el Comité consideraron "lamentables" estos comportamientos.

En relación con la renuncia de Ignacio González a la presidencia de Caja Madrid, la número dos del PP ha elogiado al vicepresidente de la Comunidad por su trabajo "eficaz" como "servidor público" a lo largo de estos años, y ha reconocido que la región es "una gran gestora" de asuntos público que trabaja "fuerte" en beneficio de los ciudadanos. "La actuación de González tiene mucho que ver en eso", ha defendido.

Acerca de las desavenencias que han manifestado en público Aguirre y Ruiz-Gallardón, ha dicho que "hay cosas que no se deben hacer públicamente" y los mensajes deben ser "claros". "La ciudadanía está percibiendo una lucha por el poder entre dos personas", ha indicado, y ha subrayado que con independencia de que sea verdad o no esa percepción es "mala" para el PP, que no puede permitirse "dar ese espectáculo".

Tras admitir que los barones expusieron el martes su hartazgo en la reunión celebrada en Génova sobre la situación del PP madrileño, ha insistido en que la dirección nacional consideró que "cuando se pedía grandeza no la hubo de manera suficiente por parte de todos aquellos que la tenían que tener". "Rajoy dijo que íbamos a aplicar de manera clara los estatutos y que el PP nacional siempre tiene la última palabra en todo, también en las listas electorales", ha dicho la dirigente popular, que ha añadido que las reglas del juego son las mismas para todos los miembros y ha dejado claro que es el Comité Nacional el órgano que marca la estrategia política.

Etiquetas