Nacional
Suscríbete

ARMAMENTO

Contrabando, clonación de piezas y sobornos

Los rígidos controles en la exportación sacan a la luz actividades delictivas de algunas empresas dedicadas a la producción de material de defensa.

La rigidez de los controles sobre la exportación de armas no solo ha mejorado la seguridad comercial y ha permitido más transparencia, sino que ha sacado a la luz las actividades delictivas de algunas empresas dedicadas a la producción de material de defensa y tecnología de doble uso (civil y militar). Un juzgado de instrucción de Madrid tiene abierta una causa, desde el verano de 2008, contra dos empresas madrileñas por contrabando de equipos militares al Gobierno iraní, pese al embargo decretado por la ONU.

Se trata de una empresa familiar, Winter Aircraft, ubicada en el barrio madrileño de Delicias. La compañía llevaba años exportando repuestos de aviones a Irán vía Turquía y vio en el embargo una gran oportunidad para amasar dinero sin cambiar de actividad.

A sus cuatro administradores, el juzgado de instrucción número 21 de Madrid les imputa un delito de falsificación documental.

Pero la investigación deparó nuevas sorpresas y la empresa, una vez le fue retirada la licencia para importar este material desde Estados Unidos, para exportarlo a Irán, se dedicó a falsificar repuestos para seguir con el negocio. Para ello contrató los servicios de un pequeño taller de Pinto (Madrid), que 'clonaba' piezas de aviones y helicópteros de combate estadounidenses.

Asimismo, creó una red de empresas fantasma para eludir la prohibición.

Esta colaboración provocó la imputación de los dos administradores del taller de Pinto. Una de ellas, Carmen D. F., declaró ante el juez en marzo. Según fuentes judiciales, en el sumario consta que los empleados de Winter Aircraft se referían a Irán en clave como "el país" y que la red conseguía que el material cruzase de Turquía a Irán a través de sobornos a funcionarios de la policía aduanera.

Asimismo, el día que la policía registró sus dependencias halló componentes por valor de unos dos millones de euros.

Etiquetas