Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

CONTAMINA 146 HECTÁREAS

Vertido en el mar frente a la costa de Tarragona

Al cierre de esta edición, la mancha de fuel se encontraba a unos 50 metros de la Pineda.

Instalación de las barreras de protección para contener la mancha de fuel en el puerto.
Vertido en el mar frente a la costa de Tarragona
JAUME SELLART/EFE

Un vertido de fueloil avistado a primera hora de ayer frente a la costa de Tarragona por un helicóptero de Salvamento Marítimo ya ha afectado a casi 146 hectáreas, y se estima la cantidad vertida en un mínimo de 115 litros y un máximo de 1.100.

Así, Salvamento Marítimo trataba en la tarde de ayer de disolver en fragmentos dos manchas de hidrocarburos "muy licuados" que están en mar abierto, de aproximadamente 15 por tres hectáreas. Está limpiando también otra mancha en el interior del puerto de la capital de la provincia, que inicialmente se extendía en otras 14 hectáreas, y que prácticamente ha desaparecido por medios mecánicos. A última hora de la tarde de ayer, y pese a todos los esfuerzos para contener el vertido de fueloil, la mancha se encontraba ya a menos de 50 metros de la playa de la Pineda, en Vila-seca, y también se aproximaba al litoral de Salou.

Sin embargo, el delegado de la Generalitat en el Camp de Tarragona, Xavier Sabaté, consideró que la posibilidad de que la mezcla de hidrocarburos llegue a la costa es muy remota, pese a que no la descartó. "Las manchas son de una mezcla muy líquida, por lo que no habrá ni chapapotes ni galletas de crudo", aseguró.

Las dos manchas en mar abierto son fragmentos más pequeños de la avistada a primera hora de la mañana, aunque no de modo uniforme. Según la subdelegada del Gobierno en Tarragona, Teresa Pallars, "la climatología ha ayudado, y el sol ha evaporado gran parte del gasóleo de la mezcla de este vertido". Precisamente, el Ministerio de Medio Ambiente y Medio Rural y Marino (MARM) anunció que estaba "vigilando" la mancha, aunque informó de que no intervendrá si esta no llega finalmente a la costa.

La empresa de refinería Asfaltos Españoles S.A. (Asesa) informó del suceso a Capitanía Marítima a las 8.30 y se responsabilizó del vertido interior en el Puerto de Tarragona, producido por un error en una operación rutinaria de limpieza tras un proceso de carga, pero no así del vertido en el exterior de los diques portuarios.

"Además del confinamiento y la limpieza de las manchas, estamos tomando muestras y datos para redactar el expediente informativo, definir si son dos vertidos diferentes y si habrá que exigir responsabilidades a la empresa", explicó Pallars en declaraciones a los periodistas.

Actividad portuaria

El presidente del Puerto de Tarragona, Anton Burgasé, informó por su parte de que la actividad portuaria no se vio afectada por el operativo, que requirió de la activación del Plan Nacional de Contingencia por Contaminación Marítima y el Plan Especial de Emergencias por Contaminación Accidental de las Aguas Marinas en Cataluña de la Generalitat, para mantener en alerta a los equipos de emergencia de Tarragona y Vila-seca, "las únicas poblaciones bajo un hipotético riesgo de que el vertido llegase a las playas", añadió Pallars.

"Estamos muy atentos a las previsiones meteorológicas para prever la evolución del vertido, pero es muy probable que no llegue a las playas y que mañana (por hoy), o pasado mañana (por mañana) a más tardar, se desactiven los planes de emergencia", destacó la subdelegada del Gobierno.

Según ella, "los efectivos de control y limpieza se van a mantener, incluso por la noche si es necesario, en aquellos casos en que estén preparados para el trabajo nocturno".

A primera hora de la tarde se incorporó a las tareas el buque 'Punta Mayor', uno de los de mayor capacidad de absorción del Mediterráneo. Desde la mañana de ayer se venían ocupando del vertido un avión, el citado helicóptero y una quincena de embarcaciones de diferentes tamaños.

Precisamente, la asociación ecologista Greenpeace denunció ayer, tras la aparición de la mancha de fuel, la "insostenible situación que provoca la dependencia del petróleo" y pidió que no se autoricen dos nuevos pozos de petróleo frente a las costas tarraconenses porque aumentaría el riesgo de vertidos.

Etiquetas