Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

MAYO DE 2007

Condenan a una farmacéutica por la muerte de un bebé

La niña falleció de meningitis debido a la ingestión de una leche contaminada. La empresa pagará 309.299 euros a la familia.

Un juzgado de Barcelona ha condenado a la farmacéutica Nutrition & Santé Iberia a indemnizar con 309.299 euros a la familia de una niña prematura de tres meses que murió en mayo de 2007 por haber ingerido leche contaminada de la marca Sanutri en el Hospital Joan XXIII de Tarragona.

En la sentencia, el juzgado de primera instancia número 49 de Barcelona estima la demanda presentada por los padres y la hermana gemela de la niña, que falleció debido a una meningitis provocada por la ingestión de la leche preparada Preterm 400 gramos, que estaba contaminada con la bacteria 'Enterobacter sakazilii'.

El preparado lácteo, que le fue administrado a Nerea M. cuando estaba ingresada en el hospital tarraconense, había sido suministrado al centro sanitario por la distribuidora farmacéutica Nutrition & Santé Iberia. Al detectarse la presencia de la bacteria en la leche suministrada al centro sanitario, se retiraron del mercado todos los productos de ese lote.

La familia de la fallecida demandó a Nutrition & Santé Iberia y le exigió 600.000 euros por la pérdida de la niña, pero la distribuidora se limitó a ofrecerle una indemnización de 78.404 euros a través de su aseguradora, que fue rechazada por los demandantes.

En el juicio, Nutrition se escudó en que solo distribuyó el producto, y desvió su responsabilidad al fabricante, Hochford Nutritec AG, alegando que el defecto en la leche estaba en su origen.

No obstante, la juez recuerda que en el envase de la leche contaminada no consta el nombre del productor ni el importador y que, a efectos legales, el fabricante de un artículo es quien lo suministra si en tres meses no ha indicado al perjudicado lo contrario.

La juez acuerda en su fallo indemnizar con 100.000 euros a cada uno de los padres y a la gemela de la fallecida, a los que se suman los gastos derivados del entierro y la compensación por los daños psíquicos sufridos.

La sentencia señala la dificultad de cuantificar una indemnización económica para reparar la pérdida, que en su opinión es "una de las más graves, desde la perspectiva de los padres", y especialmente de calibrar el "sufrimiento emocional" de la hermana.

Etiquetas