Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

CIUDAD REAL

La Guardia Civil encuentra sin vida al niño desaparecido que fue arrastrado por una riada

El repentino y violento incremento del caudal del río que discurre por una extensa zona de fincas dedicadas a la actividad cinegética, provocó que el vehículo todoterreno en el que viajaban el padre del niño desaparecido y su hermano de once años, fuera arrastrado más de setenta metros por el agua, hasta acabar volcado con sus ocupantes en el interior.

La Guardia Civil busca al pequeño en la zona donde quedó atrapado el vehículo
Concluye sin éxito la búsqueda nocturna del niño que fue arrastrado por una riada
EFE

El niño de 9 años desaparecido en la tarde de ayer en La Bienvenida, pedanía de Almodóvar del Campo (Ciudad Real), tras ser arrastrado por la crecida del río Alcudia el vehículo en el que viajaba con su familia, ha sido localizado sin vida poco antes de las once de la mañana.

Según han informado testigos presenciales y la Subdelegación del Gobierno, el cadáver del menor ha sido localizado por una patrulla de la Guardia Civil entre la maleza de una de las márgenes del río, muy crecido por la lluvia de los últimos días.

El cuerpo sin vida del pequeño ha sido encontrado a un kilómetro de distancia de donde fue arrastrado el todoterreno en el que iba el menor con su padre y un hermano de 16 años, y ha sido rescatado del agua por agentes del Grupo de Actividades Subacuáticas de la Guardia Civil (GEAS) llegados desde Cuenca.

El suceso ocurrió sobre las cuatro de la tarde de ayer cuando el todoterreno en el que iba esta familia, que iba a pasar un día de campo, fue arrastrado por la crecida del río Alcudia, popularmente conocido como El Cabra, y aunque el padre y su hijo mayor pudieron salir a tierra no así el menor.

Según ha relatado a Efe Francisco Núñez, que se encontraba trabajando en una finca cercana a la que el padre y el hijo mayor acudieron a pedir ayuda, cuando el todoterreno cruzaba el vado del río, la altura del agua alcanzaba entre cuatro y cinco metros.

Según este testigo, el padre y el hijo llegaron destrozados para pedir ayuda y éstos les contó que la fuerza del agua levantó la parte delantera del todoterreno, de unos 2.500 kilos, y lo arrastró aguas abajo.

El padre se salvó, según el relato de este trabajador, gracias a que quedó atrapado en una alambrera que cruza el río y el hijo mayor que mantuvo encaramado al techo del vehículo hasta que su padre le lanzó un alambre sujeto a una piedra para que pudiera salir a tierra.

Según han informado a Efe fuentes de la Guardia Civil, la familia es natural de Veredas, una pedanía de Brazatortas (Ciudad Real), aunque reside en la provincia de Barcelona.

El cadáver del niño ha sido trasladado al tanatorio Alfonso X de Ciudad Real para practicarle la autopsia.

Etiquetas