Despliega el menú
Nacional

POLÍTICA

¿Cómo será la jubilación de Zapatero?

Rodríguez Zapatero será relevado pronto de su cargo por el presidente electo Mariano Rajoy. Todo apunta a que ese momento llegará antes de la Navidad. ¿Qué hará Zapatero, profesionalmente hablando, entonces?

Zapatero en la cumbre de Cannes
España se compromete ante el G20 a reducir el déficit y controlar la deuda
ERIC FEFERBERG

Desde hace meses Rodríguez Zapatero está preparando su retiro en León, su tierra natal donde se está construyendo un chalet unifamiliar. Hasta que finalicen las obras, y tras dejar La Moncloa, Zapatero y su familia solo disponen, según han publicado algunos confidenciales de internet, de un piso de menos de medio centenar de metros cuadrados en el centro de Madrid que percibió su mujer, Sonsoles Espinosa, como parte de una herencia.

Licenciado en Derecho, a Zapatero no se le conocen trabajos en la empresa privada: siempre ha sido un hombre de política. Sin embargo, el dirigente socialista ya anunció su intención de abandonar la primera línea política tras ceder el poder en las urnas el 20-N. ¿En qué trabajará entonces a Zapatero?

Puede que, simplemente, a ser expresidente: con el cargo de consejero de Estado, al que accederá en calidad de expresidente del Gobierno, y la pensión vitalicia que recibirá por haber sido jefe del Ejecutivo, Zapatero tiene asegurado el ‘jornal’ a fin de mes.

Ser consejero de Estado le reportará a Zapatero unos beneficios de, aproximadamente, 80.000 euros anuales. Además, como expresidente del Gobierno, el dirigente socialista percibirá unos 75.000 euros anuales de pensión vitalicia y tendrá reconocimiento protocolario, coche oficial, escolta y dos asistentes.

Esta cantidad de 155.000 euros anuales resultaría más que aceptable para el común de los mortales, pero suele ser insuficiente para un expresidente de Gobierno: todos han compaginado su actividad con cargos de alto rango en la empresa privada. Pero conseguir un ‘fichaje estrella’ va a ser algo difícil para Zapatero.

El presidente en funciones está, de lejos, peor relacionado que sus antecesores en el cargo, José María Aznar y Felipe González. El exmandatario del PP forjó amistades de la talla de George W. Bush, Rupert Murdoch o Silvio Berlusconi durante su mandato. Los dos últimos, incluso, acudieron a la boda de su hija, que se celebró en septiembre de 2002 en El Escorial (Madrid).

Durante su mandato, Zapatero ha hecho pocos contactos internacionales, al menos a los ojos de todos. Ha tenido una buena relación con Barack Obama, que le invitó en febrero de 2010 al Desayuno de la Oración en Washington, y Nicolás Sarkozy, quien precisamente este viernes fue condecorado con la Orden del Toisón de Oro, una distinción que concede el Rey, pero que en este caso podría haber estado influida por el Ejecutivo.

Está por ver si estas amistades le valen a Zapatero una todavía más dorada jubilación. Aznar sí que sacó partido de sus contactos. Su amistad con Murdoch, magnate de News Corp., le valió un puesto de asesor en esta compañía, líder de comunicaciones a nivel mundial. El expresidente popular compagina este cargo con el de asesor de Endesa: las empresas energéticas son un 'caramelo' para los expresidentes y expolíticos. Así lo confirma el hecho de que Felipe González sea también consejero de una de ellas, Gas Natural, desde diciembre de 2010. El exministro de Economía y Haciendo, Pedro Solbes, también siguió este camino fichando por la italiana Enel.

Otro filón económico que puede explotar Zapatero son las conferencias. Los expresidentes son asiduos conferenciantes en foros de todo orden y condición y por ello reciben una cantidad de dinero nada desdeñable: algunas fuentes cifran el caché de Aznar cerca de los 100.000 euros mientras que el de González podría rondar los 50.000.

Solo el tiempo dirá cuál es el camino que escoge Zapatero, a sus 51 años, para su jubilación.

Etiquetas