Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

PARLAMENT CATALÁN

CiU multiplica sus contactos para la investidura

El PSC asegura que si hay acuerdo para la investidura con CiU se debe sellar "por escrito" y debe ser "público". Hasta el momento, ha mantenido conersaciones con el PSC, PPC y ERC.

Artur Mas durante su discurso como candidato a la investidura como presidente de la Generalitat
Mas inicia una transición en la política catalana
EFE

CiU está manteniendo a lo largo de este miércoles los contactos con representantes del PSC, PPC y ERC para obtener su abstención y desencallar así la investidura en segunda vuelta de Artur Mas, que se votará mañana en el Parlament.

Esta mañana el dirigente de la federación Felip Puig se ha reunido en los despachos de la Cámara con el portavoz parlamentario del PSC, Miquel Iceta, y también con el secretario general del PPC, Jordi Cornet, unos contactos que proseguirán esta tarde, incluso al más alto nivel, con la intervención directa de Artur Mas.

El líder de CiU prevé reunirse con el presidente del grupo del PSC en el Parlament, Joaquim Nadal, y se reserva la posibilidad de hacer lo propio con los líderes de PPC y ERC para apuntalar su investidura.

Fuentes del PSC han asegurado que si hay acuerdo para la investidura con CiU se debe sellar "por escrito" y debe ser "público". Los socialistas han entregado a Puig su listado de condiciones para facilitar la investidura de Mas, que esta tarde tendrá la oportunidad de pronunciarse sobre ellas ante Nadal.

Fuentes del PP catalán han asegurado que ven a CiU jugando a tres bandas y tienen la impresión de que la federación busca hacer recaer en estos tres grupos la responsabilidad de que Mas pudiera no ser investido mañana para allanar así sus reticencias a la abstención.

Los populares, que se han reunido durante menos de una hora en el Parlament con la federación, son, por ahora, el grupo con más posibilidades de facilitar la investidura de Artur Mas en la segunda vuelta, que se celebrará mañana a partir de las diez de la mañana.

Sin embargo, no ponen fáciles las cosas a la federación y, pese a su plena sintonía con CiU en el ámbito económico, dan por supuesto que apurarán hasta su intervención de mañana en el pleno para dar a conocer si facilitan o no que Mas sea presidente.

Después de que todos los grupos menos CiU votaran en contra de la investidura de Artur Mas en primera vuelta, la federación necesita garantizarse mañana al menos doce abstenciones para que Mas salga investido y para que ya el lunes 27 tome posesión como 129 presidente de la Generalitat.

Etiquetas