Despliega el menú
Nacional

Cerca de 4.000 personas expresan en Calvià su repulsa por el atentado terrorista

Alrededor de 4.000 personas entre las que se encontraban autoridades, ciudadanos y clase política, se concentraron en la localidad mallorquina de Calvià para expresar su rechazo por el ataque que la banda terrorista ETA perpetró en el día de ayer y que se cobró la vida de los dos guardias civiles Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salva Lezaun.

Una concentración que se inició a las 19.00 horas y que contó con la presencia del presidente del Govern, Francesc Antich, el Lehendakari, Patxi López, la secretaria de Organización del PSOE, Leire Pajín, así como el delegado del Gobierno en Baleares, Ramón Socias, entre otras autoridades.

Así, los asistentes expresaron su más firme rechazo a este tipo de barbaries terroristas profiriendo "`Pena de muerte para los terroristas!", y demás expresiones de repulsa, una constante durante la concentración, que fue encabezada por el alcalde del municipio, el 'popular' Carlos Delgado. De esta forma, al finalizar su parlamento, que estuvo centrado en condenar el ataque terrorista, Delgado gritó "Viva la Guardia Civil, viva el Rey y viva España".

Tras esta intervención, el hermano de uno de los fallecidos agradeció las muestras de afecto a los presentes y aseguró que "todos juntos somos mucho más fuertes", al tiempo que la novia de Salv opinó que lo único que desea es "justicia", puesto que "se han llevado lo que más quería".

Alrededor de las 19.40 horas los asistentes avanzaron varios metros hasta llegar a la zona en la que se produjo el atentado, donde se escucharon aplausos y los ciudadanos allí congregados rompieron a llorar, recordando a estos dos miembros de las Fuerzas de Seguridad del Estado.

Etiquetas