Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Gastronomía

TERRORISMO

Caracas incumple desde marzo la orden de detener a Cubillas

El Gobierno venezolano solicitó en su día "pruebas irrefutables" contra el cargo de Chávez que adiestró a los etarras.

Las fuerzas de seguridad de Venezuela incumplen desde marzo la orden de detención internacional cursada por el juez de la Audiencia Nacional Eloy Velasco contra Arturo Cubillas Fontán, el cargo de la Administración de Hugo Chávez que, según el juez Ismael Moreno, adiestró en 2008 a los presuntos etarras detenidos la semana pasada.

Velasco ordenó el pasado 1 de marzo a Interpol la busca y captura de Cubillas Fontán tras procesarles, junto a otros cinco presuntos etarras y otros seis supuestos miembros de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC), en un auto en el que alertaba de la "cooperación gubernamental" del Gobierno de Venezuela "en la ilícita colaboración" entre estos dos grupos terroristas.

Según fuentes jurídicas, el Gobierno de Venezuela no ha llevado a cabo desde entonces ninguna actuación para cumplir con el requerimiento, lo que ha impedido al juez Velasco realizar nuevas diligencias para la investigación.

Tras la petición española, el Gobierno de Hugo Chávez solicitó los antecedentes penales de Cubillas Fontán, procesado por tenencia de explosivos y colaboración con organización terrorista, aunque al mismo tiempo advirtió de que solo actuaría contra terroristas ante "pruebas irrefutables que demuestren objetivamente actividades de esa naturaleza".

El 18 de marzo, el ministro venezolano de Relaciones Interiores y Justicia, Tarek El Aissimi, defendió que Cubillas Fontán "ingresó en el país hace 21 años" y que cuando optó a la nacionalidad venezolana "no tenía antecedentes penales ni policiales ni estaba solicitado en ninguna parte del mundo". Tampoco han fructificado las gestiones realizadas por el director de la Policía y la Guardia Civil, Francisco Javier Velázquez, quien se desplazó a Venezuela en mayo para tratar de mejorar la cooperación policial entre ambos países en la lucha contra ETA.

En su resolución, el juez Velasco acusaba a los procesados -entre ellos el etarra José María Zaldua Corta, fallecido en septiembre en Francia- de compartir información sobre el manejo de explosivos. Además, sostenía que ETA y las FARC proyectaron la comisión conjunta de varios asesinatos, entre ellos los del ex presidente del país sudamericano Álvaro Uribe y su antecesor Andrés Pastrana.

Cubillas Fontán fue nombrado en octubre de 2005 director adscrito a la Oficina de Administración y Servicios del Ministerio de Agricultura y Tierras de la Administración de Hugo Chávez, cargo que simultaneaba desde 1999 con los de responsable del colectivo de etarras en Venezuela y coordinador de las relaciones con las FARC.

En su auto, Velasco recordaba asimismo que en 1990 se casó con la venezolana Goizeder Odriozola Lataillade, que ocupa también un cargo en el Gobierno venezolano.

Etiquetas