Nacional

POLÍTICA

Aznar: "El PP es incompatible con la corrupción"

El ex presidente del partido, que reunió en Sevilla a su junta directiva de hace 20 años, vuelve a dar un toque de atención a su sucesor, Rajoy, por su reacción ante el caso Gürtel.

Aznar: "El PP es incompatible con la corrupción"
EFE

sevilla. El acto se presumía protocolario: la conmemoración de los 20 años de la llegada de José María Aznar a la presidencia del PP tras el congreso que la formación celebró en Sevilla y que supuso el relevo de Manuel Fraga. Pero no fue así. El ex presidente del Gobierno aprovechó el momento para mostrar su inquietud por la forma en que la actual dirección del partido ha encarado los últimos casos de presunta corrupción.

Aznar no estaba para protocolos e hizo un discurso de gran calado en presencia de Mariano Rajoy. Tal vez lo escribió antes de conocer la renuncia de Luis Bárcenas y Jesús Merino, pero el ex presidente fue tajante al afirmar: "Los españoles no entenderían que el Partido Popular dejase de ser incompatible con la corrupción". Una máxima que repetía una y otra vez durante su mandato para subrayar la nula vinculación de su partido con ese fenómeno a diferencia de los socialistas, afectados por el caso Filesa de financiación irregular de su partido.

No se quedó ahí. Los populares, dijo, no pueden "tolerar" que los casos de corrupción salpiquen al partido. Cerró esta parte de la intervención con un dardo directo a la diana de quienes apuestan por la mesura para resolver los casos de presuntas irregularidades. "El PP que surgió del congreso de Sevilla fue implacable contra la corrupción, y creo que nuestros militantes nos exigen que así siga siendo", dijo.

Agregó, además: "Debemos estar siempre alerta, no restar nunca valor a la honradez y no tolerar nunca ni minimizar la corrupción".

Aznar hizo estas reflexiones en un restaurante sevillano junto al río Guadalquivir, en el que reunió a la mayor parte de aquella dirección nacional del partido constituida tras el congreso de 1990 y que seis años después logró la primera victoria del centro derecha en unas elecciones generales.

Mariano Rajoy, que asistió al convite pese a la tempestad política desatada por el caso Gürtel, demostró que conoce a la perfección la forma de ser de Aznar. El actual líder del PP, en su turno de intervención, ignoró las claras alusiones a su gestión ante estos casos y solo tuvo palabras de elogio para su ex jefe de filas, al que agradeció todo lo que había hecho "por España y por el PP". Ya en un ámbito más personal, reconoció lo que hizo por él cuando le designó su sucesor.

A la comida asistió la mayor parte de la Ejecutiva salida del Congreso de Sevilla. Además de Mariano Rajoy, estuvieron Manuel Fraga, Francisco Álvarez-Cascos, Juan José Lucas, Arturo Moreno, Juan Carlos Vera, Carlos Aragonés, Guillermo Gortázar, Alberto Ruiz-Gallardón, José Luis Álvarez, Gaspar Ariño, Soledad Becerril, María Teresa Estevan, Juan Manuel Fabra, Rodolfo Martín Villa, Abel Matutes, Jaime Mayor Oreja, Alejandro Muñoz-Alonso, José Manuel Otero Novas, Luis Ramallo, Ramiro Rivera, José Manuel Romay Beccaría, Isabel Tocino, Federico Trillo, Celia Villalobos, Tomás Burgos, Jesús Posada, José Miguel Ortí Bordás y Marcelino Oreja.

Etiquetas