Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

TERRORISMO

Antza y Anboto tenían un calendario con los objetivos de ETA hasta 2012

Macroproceso en París contra los dirigentes de la banda terrorista en 2004 y a otros ocho presuntos etarras.

Los presuntos dirigentes etarras Mikel Albisu, 'Mikel Antza', y María Soledad Iparraguirre, 'Anboto', tenían un calendario en el que habían anotado la consecución de acciones contra objetivos de la organización terrorista hasta 2012.

El calendario fue encontrado en la casa de la localidad francesa de Salies de Béarn, suroeste de Francia, donde Albisu e Iparraguirre, su compañera, fueron arrestados en octubre de 2004Juicio en París

Uno de los policías que se encargó de esa operación, Dmitri Zoulas, destacó ante el Tribunal de lo Criminal de París que juzga a la pareja y a otros ocho presuntos etarras la existencia de ese calendario entre los documentos que se hallaron en la casa.

En dicho calendario se establecían fases para alcanzar diferentes fines, hasta la declaración de independencia del País Vasco, como la legalización de estructuras políticas, la negociación o la salida de presos de las cárceles, indicó Zoulas, que no precisó las fechas para cada uno de esos objetivos ni dio detalles suplementarios.

El comisario subrayó que la impresión que tuvieron los miembros de la Subdirección Antiterrorista (SDAT) a la vista de la cantidad y la calidad de la documentación incautada en esa casa de Salies era "haber penetrado, si no en el cerebro de ETA, sí en el centro neurálgico de la organización".

Para ilustrarlo indicó que había notas del propio Albisu, "jefe del aparato político" de la banda, tomadas de contactos mantenidos con responsables de Batasuna y de otras organizaciones prohibidas de la izquierda abertzale, así como actas de comités ejecutivos de ETA (máximo órgano de decisión) en las que participaba Antza y que ofrecían muchos detalles del funcionamiento interno.

Igualmente se refirió a otro documento sobre el encuentro que mantuvieron en 2004 en el sur de Francia (en Perpiñán, según medios de prensa españoles) Albisu, el también dirigente etarra José Antonio Urruticoetxea, "Josu Ternera" y el entonces "número dos" del Gobierno catalán, el líder independentista Josep Lluís Carod Rovira.

Una reunión que, según recordó Zoulas, había tenido como objeto la declaración de una tregua de atentados de ETA en Cataluña.

El oficial francés se refirió a un correo interno de Gezi -la estructura encargada de las operaciones de extorsión de ETA para el cobro del llamado "impuesto revolucionario"- que había salido de Salies de Béarn.

El mensaje iba dirigido a la estructura de negociación de la organización para que se implicara en la búsqueda de contribuciones para la financiación de la organización terrorista.

A ese respecto, dijo que en el momento de su detención Iparraguirre era la "jefa de la tesorería" y desde ese puesto estaba "muy implicada en el control de Gezi".

Sobre esta cuestión, añadió que según las propias anotaciones contables de ETA, el 95% de sus fondos (que a modo de ejemplo en 2002 rondaban los dos millones de euros y en 2004 la mitad) procede de la extorsión a empresarios vascos y navarros.

Zoulas reveló que cuando la policía desembarcó ese día por la mañana en Salies de Béarn esperaban encontrar allí un escondite de armas y explosivos, como los otros que fueron intervenidos en esa misma jornada en diferentes puntos del País Vasco francés, y que son objeto de este juicio en París, iniciado el pasado día 15.

Observó que la estructura de funcionamiento de ETA es "piramidal y burocrática" y que la operación del 3 de octubre de 2004 permitió la aprehensión de "una gran cantidad de material militar", incluidos dos misiles tierra-aire de fabricación soviética, que aunque no estuvieran en estado de uso "habían sido manipulados para ser utilizados un día".

El comisario francés contó que previamente se le había incautado a ETA documentación en otro escondite de Saint Michel (también en el País Vasco francés) según la cual la banda había contemplado planes para atentar contra un avión gubernamental español.

La audiencia matinal de hoy estuvo marcada, aparte de por su comienzo con más de una hora de retraso, por varias maniobras de los abogados de la defensa para obstruir la declaración del policía con cuestiones de procedimiento que condujeron a dos suspensiones de la sesión.

Etiquetas