Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

ELECCIONES AUTONÓMICAS

Aguirre no apoyará a la candidata del PP en Asturias

De Cospedal desautoriza a la presidenta de Madrid al recordar que «la opinión mayoritaria del partido es otra».

De Cospedal, en su comparecencia, ayer.
Aguirre no apoyará a la candidata del PP en Asturias
TAREK/EFE

Si la unidad del PP cotizara en bolsa, Esperanza Aguirre habría provocado ayer pérdidas millonarias. La presidenta de la Comunidad de Madrid empañó en menos de 24 horas la imagen de confraternización que mostraron los populares en la convención nacional del pasado fin de semana en Sevilla al declarar que no apoyará a la candidata del PP en Asturias, Isabel Pérez-Espinosa.

¿El motivo? «Cascos es el mejor candidato que el PP podría presentar en Asturias», apostilló en una entrevista en Punto Radio, y amargó el regusto unitario del cónclave sevillano. Un comentario que, según ella, se lo había trasmitido personalmente a la propia Isabel Pérez-Espinosa en Sevilla y que por coherencia no podía negar. La máxima dirigente de los populares madrileños también envió un mensaje a la dirección nacional: «Ojalá que hasta el 29 de marzo que se convoquen las elecciones haya tiempo para arreglarlo, pero tampoco estoy de acuerdo con algunas de las cosas que ha hecho Álvarez Cascos», agregó en alusión a la decisión del ex secretario general del PP de darse de baja en el partido.

El testimonio de Aguirre cayó como un jarro de agua helada en la dirección nacional del partido. María Dolores de Cospedal desautorizó a la presidenta de Madrid, aunque midió al extremo sus palabras para no avivar la polémica.

La secretaria general del PP situó en el ámbito de «lo personal» el comentario de Aguirre sobre Pérez-Espinosa, a la vez que recordó con énfasis que ningún presidente regional de su partido tiene potestad orgánica fuera de su comunidad autónoma. «El PP, prácticamente quitando alguna opinión como la de Esperanza Aguirre, está de una manera clara con la candidata de Asturias y por presentar a los asturianos sus propuestas y un futuro alternativo», apostilló.

De Cospedal intentó contemporizar en todo momento y negó que hubiera llamado a Aguirre para que le explicara sus comentarios. Otras fuentes de la dirección nacional del partido fueron más allá y se mostraron convencidas de que, llegados a este punto, «lo mejor que puede pasar» es que Aguirre no pise Asturias para hacer campaña electoral.

La número dos del PP intentó arrimar el ascua a su sardina y coló, en varias de sus respuestas, la apostilla de que la única candidata del partido en Asturias es Isabel Pérez-Espinosa; «luego hay candidatos de otros partidos -en referencia a Foro Asturias-», aunque a continuación matizó que ella «sinceramente» no creía que Esperanza Aguirre, con sus declaraciones, haya querido apoyar a «otro partido que no sea el Partido Popular».

«La unidad más breve»

Desde el PSOE, la convención celebrada por el primer partido de la oposición este fin de semana en Sevilla recibió epítetos como «fiesta frívola» o «reunión vacía de contenidos y propuestas», pero donde de verdad se hizo hincapié fue en la «frágil imagen de unidad», simbolizada en el abrazo de Aznar a Rajoy y hecha añicos ayer con la negativa de Aguirre de apoyar a la candidata elegida por el presidente del PP como candidata por Asturias. «Ni 24 horas ha durado», dijo el número tres de los socialistas, Marcelino Iglesias. «Es la unidad más breve de toda la historia de España», apostilló.

«El señor Rajoy está en un momento de fiesta y tiene dificultades para mantener cohesionado su partido en temas importantes; nosotros estamos en un momento de toma de decisiones muy complejas y nuestro partido está sólido apoyando a nuestro secretario general y presidente del Gobierno», dijo Iglesias tras la reunión de la ejecutiva de su partido.

Etiquetas