Nacional
Suscríbete

Las mujeres artistas levantan la voz en ARCO contra abusos: "Ha habido silencio y el arte no es ajeno a estos casos"

La presidenta de la plataforma Mujeres en las Artes Visuales, Maribel Domènech, ha explicado que el arte no es un "campo ajeno a lo que sucede con los abusos o agresiones".

Segunda jornada de ARCO 2024 para profesionales
Segunda jornada de ARCO 2024 para profesionales
Javier Lizon

La presidenta de la plataforma Mujeres en las Artes Visuales (MAV), Maribel Domènech, ha lamentado el "silencio" que ha habido en torno al acoso y violencia sexual contra las mujeres artistas y considera que este sector "no ha sido ajeno" a casos de este tipo.

"No somos un campo ajeno a lo que sucede con los abusos o agresiones sexuales en el mundo", ha explicado Domènech en una entrevista con Europa Press el día previo a la celebración del 8-M, coincidiendo además con el espacio que tendrán ese día en la feria ARCO para hablar en el auditorio del Pabellón 9 sobre la situación de la mujer en el arte.

Domènech ha remarcado que desde su plataforma ya han trasladado al nuevo ministro de Cultura, Ernest Urtasun, la importancia de tener "sensibilidad" ante este tema, el cual la asociación quiere "hacer visible". "Se puede dar en residencias de artistas o en las propias exposiciones privadas y públicas", ha incidido, recordando que en estos casos es "clave denunciar siempre".

En este sentido, ha aludido a situaciones en las que, por ejemplo, existe "una estructura de poder" que está poniendo en riesgo una exposición de una artista. "Da lo mismo no exponer, aunque sepas que se suspende tu exposición, denuncia", ha incidido, añadiendo que en épocas anteriores existía "una presión social tremenda" sobre las mujeres y era "más difícil" denunciar estos abusos.

"Hemos pasado por periodos en que hablar de cualquier tema de abuso sexual era como algo tremendo, porque la culpa siempre la tenía la propia denunciante en vez de estar todo el mundo indignado por lo sucedido", ha lamentado la artista valenciana, quien ya a modo general considera que el arte -"y no solo en España"- está organizado en "estructuras patriarcales".

Para Domènech, la mujer artista tiene una situación "muy precaria" por diversos motivos, entre ellos por el hecho de que "los números demuestran que no se alcanzan ni los mismos niveles profesionales ni las mismas exposiciones" que los hombres. "Parece como que la mujer acompaña, pero más bien que no moleste", ha criticado.

Diferencia de precios y más mujeres en ARCO

Otro de los debates que se abordarán este viernes es el de los precios para obras de artistas hombres y mujeres, en los que la galerista Rocío Santa Cruz considera que existe "una diferencia sustancial". "El arte masculino es mucho más caro, pero es que por ejemplo Teresa Gancedo podría estar a la altura de Luis Gordillo: la diferencia es que ella renunció a parte de su carrera por quedarse en casa criando de sus hijos", ha lamentado.

La propia directora de ARCO, Maribel López, ya señaló en una entrevista con Europa Press la semana anterior a la feria que la presencia de mujeres en este evento ha crecido este año, pasando del 37% de la edición anterior al 43% actual, si bien no contempla recuperar propuestas como la de hace dos años de un espacio específico para las artistas.

"Es verdad que se quitó y levantó cierta polémica, pero no creo que recuperarlo sea una opción", admitió López. En cualquier caso, para Doménech resulta "esperanzador" que se supere el 40% en ARCO, algo que "ayudará mucho a las mujeres a facilitar la visibilidad" que necesitan en el arte.

En estos primeros días los galeristas han reivindicado nombres de grandes artistas con sus obras, como pueden ser los de Lola Bosshard, de quien el galerista José De la Mano llevaba cuatro años detrás de su obra y estuvo a punto de ser abandonada cerca de una peluquería de Valencia porque la autora "decidió tirar todos sus cuadros a la basura.

Más mujeres míticas como Colita se pueden encontrar en la galería Rocío Santa Cruz de Barcelona, donde cuelgan varios tirajes revelados por esta fotógrafo de años entre el 76 y el 78. Por ejemplo, una obra de mayor formato es la de 'Mujeres fregando en la Mezquita', por un precio inicial de 5.000 euros. O el trabajo de la artista multidisciplinar brasileña Anna Bella Gaiger, de 90 años y que se exhibe en la galería Marlborough, así como el de Susana Solano, la "gran escultora" de los años 80 que "se abrió paso en un mundo de hombres y luego pasó a las sombras", en Carreras Múgica.

Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión