Nacional
Suscríbete por 1€

SUCESOS

Mandar a la policía al infierno sale caro

Una mujer de 67 años que participaba en una protesta vecinal en Bilbao es multada con 600 euros por una "broma" que los agentes vieron como una falta de respeto.

Bilbao Polizia, en una imagen de archivo.
Bilbao Polizia, en una imagen de archivo.
Bilbao Polizia

Una mujer de 67 años, vecina del barrio bilbaíno de Basurto, ha sido multada con 600 euros por mandar "al infierno" a los policías municipales que luego la denunciaron. La mujer alega que empleó un tono que era claramente de "broma", pero a los agentes parece evidente que no les hizo ninguna gracia, porque le abrieron un acta-denuncia contra la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana por falta de respeto, que puede castigarse con 600 euros.

Ocurrió la tarde del pasado 15 de noviembre en Basurto. Una patrulla de la Policía Municipal estaba multando a los coches mal estacionados. De manera irregular se encontraban situados en línea amarilla, cuando un grupo de vecinos instó a los agentes a que no lo hicieran.

La gente empezó a arremolinarse y a protestar a viva voz. Un señor les gritó "¡menuda cesta os vais a llevar!". "No hay derecho, ¿por qué estáis multando?", opinaban otros. Y en medio del alboroto a la denunciada no se le ocurrió otra cosa que hacer "una gracia", admite. "Iréis castigados al infierno", vociferó. La frase no tardó en provocar las carcajadas del resto de vecinos. "Me salió así, no pensé que era para tanto, pero no me dio tiempo a decir más", se justifica. Uno de los patrulleros, jóvenes, de "unos 30 años", se dirigió hacia ella para recriminarle por su comportamiento. "Señora, la documentación", le espetó. "Oye, que lo he dicho en plan broma. ¿No me multarás, verdad?", trató de quitar hierro ella.

Un vecino le aconsejó que "le pidiera el número de placa". La gente empezó a protestar también por la multa que le iban a poner. "A esto no hay derecho. Vamos todos a declarar. Dime por qué le vas a denunciar a esta señora", le preguntaban a uno de los policías. Ella pidió que se mantuvieran en silencio, temerosa de que la situación se agravara aún más. "Cállate, que también te van a multar a ti", le advirtió. Tal y como le había pedido el patrullero, la mujer le entregó su DNI, con cuyos datos el policía rellenó la denuncia. Una vez completado el boletín con su número profesional incluido, se lo entregó a la mujer.

"¡Dios os castigará!"

En las observaciones de la denuncia, el policía local explica: "Mientras los agentes se encuentran denunciando infracciones de tráfico, la denunciada grita a los agentes 'iréis al infierno', 'Dios os castigará'". La infracción era por una falta de respeto a agente de la autoridad.

Aunque hubo más personas reprochando a los uniformados que sancionaran a los vehículos infractores, "a la única a la que multaron fue a mí", lamenta. Todavía no le ha llegado a casa la notificación. Después, "el cachondeo" le ha perseguido por el barrio. "Al día siguiente me dijeron que no podían entrar en el supermercado quienes mandaban al infierno a los policías y que estaba detenida", apunta. "Era sólo una broma", se queja. Pero le puede salir cara. Otros residentes le han aconsejado que recurra la denuncia alegando que mandar al infierno es "una expresión no ofensiva".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión