Nacional
Suscríbete por 1€

La caída de un cohete chino condiciona el tráfico aéreo en Aragón y parte de España

Protección Civil interrumpió temporalmente las operaciones de despegue y aterrizaje en varios aeropuertos. Unos 300 vuelos en España han sufrido retrasos. El cohete cayó sobre el océano Pacífico.

Posible trayectoria de la reentrada en la atmósfera del cohete.
Posible trayectoria de la reentrada en la atmósfera del cohete.
H.A.

La entrada sin control de los restos de un cohete chino en la atmósfera provocó a primera hora de la mañana de este viernes el cierre de una buena parte del espacio aéreo español durante una hora, lo que obligó a la suspensión de todos vuelos previstos en varios aeropuertos.

El espacio aéreo aragonés se vio afectado por esta circunstancia, al igual que el de Cataluña, Baleares, La Rioja, Navarra y Castilla y León. El Departamento de Seguridad Nacional tomó la decisión después de que diversas agencias de seguridad aérea mundiales hicieran un seguimiento de la trayectoria de los restos del cohete, de 8 toneladas, que transportaba el laboratorio Mengtian de la estación espacial china, y que finalmente cayó pasadas las once de la mañana en el océano Pacífico.

Según informó la delegación del Gobierno en Aragón, a las 8.38 se activó un dispositivo preventivo por parte de Protección Civil que supuso la interrupción de los vuelos en Aragón y las otras regiones afectadas por el posible riesgo asociado a la caída de este objeto espacial, dado que atravesaba el espacio aéreo español. 

Sobre las 10.45 se celebraba una nueva reunión para desactivar el dispositivo, una vez pasado el riesgo. Una vez tuvo constancia de que había pasado el peligro, el gestor nacional de navegación aérea, Enaire, levantó las restricciones que se establecieron para garantizar la seguridad en una franja de exclusión del espacio aéreo de 100 kilómetros a ambos lados de la órbita del objeto espacia.

Solo vuelos autorizados expresamente

Desde el Departamento de Presidencia y Relaciones Institucionales de Aragón informan de que se cancelaron todos los vuelos, menos los autorizados expresamente, desde las 9.38 hasta las 10.18. Durante esos 40 minutos, todo el espacio aéreo de Aragón estaba restringido, a excepción de una pequeña franja al norte de la ciudad de Huesca. Desde 112 Aragón avisaron a aeropuertos, aeródromos y grupos operativos que poseen drones sobre la medida. Durante ese tiempo, solo se podía volar por emergencias con el helicóptero del 112, Guardia Civil o Defensa. 

Esta interrupción de las operaciones provocó retrasos en varios aeropuertos. Aena informaba en Twitter que de los 5.484 vuelos programados, 300 experimentaban demoras a media mañana, 157 de ellos en el aeropuerto de Barcelona-El Prat y cerca de 30 más en Baleares. 

La entrada no controlada en la atmósfera de los restos del cohete ha estado monitorizada en todo momento por distintos organismos e instituciones nacionales e internacionales que comparten información en este ámbito.

Después de dar varias vueltas a la Tierra y sobrevolar la Península Ibérica, cayó en el Océano Pacífico, según confirmó en las redes sociales el Departamento de Defensa estadounidense.

La red de vigilancia europea (EUSST) ya había advertido de que la probabilidad de que los restos del cohete impactaran en zonas pobladas era estadísticamente "baja".

Desde hace varios días, esta red de vigilancia espacial de la UE observaba de cerca la reentrada en la atmósfera terrestre de la pieza CZ-5B, la parte central del cohete que lanzó Mengtian (el tercer y último módulo de la gran estación espacial modular china).

El objeto, que pesa unas 23 toneladas y mide unos 30 metros, es uno de los mayores que han reentrado en la atmósfera en los últimos tiempos.

Para informar sobre la trayectoria del objeto CZ-5B, la EUSST creó un mapa en el que ha dibujado el camino previsible que seguirían los restos del cohete, una línea que comienza en el Océano Índico, que pasa por el Golfo Pérsico, el sur de Turquía, toda la cuenca del Mediterráneo (incluido el norte de España y de Portugal), y cruzaría el Océano Atlántico hasta cruzar el Caribe y Centroamérica y salir por el Océano Pacífico.

La estación espacial china, cuyo nombre significa "Palacio celestial" en mandarín, pesará unas 70 toneladas y se espera que funcione durante unos 15 años orbitando a unos 400 kilómetros de la superficie terrestre.

En 2024, es probable que se convierta en la única estación espacial del mundo si la Estación Espacial Internacional, una iniciativa encabezada por Estados Unidos y a la que China tiene vetado el acceso por los lazos militares de su programa espacial, se retira ese año tal y como está previsto. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión