Nacional
Suscríbete por 1€

Condenado por abuso sexual tras casarse con niña de 13 años por rito gitano

El joven ha sido declarado culpable de un delito de abusos sexuales continuados, pero ha evitado los 36  años de prisión que la Fiscalía solicitaba.

Audiencia Provincial de Salamanca.
Audiencia Provincial de Salamanca.
Google Maps

La Audiencia Provincial de Salamanca ha condenado a un joven de 21 años a tres años de cárcel por abusos sexuales cometidos contra una niña con la que se casó por el rito gitano cuando la menor cumplió los 13 años.

La sentencia ha aplicado la atenuante "muy cualificada" de la confesión de los hechos respecto al delito de abusos sexuales continuados y no ha tenido en cuenta la petición de la Fiscalía, que solicitó 36 años de prisión, según el fallo hecho público este viernes por el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

La relación de pareja comenzó, a través de las redes sociales, en septiembre de 2020 cuando se conocieron el encausado, de 19 años, y la menor, de 12.

La resolución judicial ha relatado que, tras iniciar una "relación sentimental", poco después se produjo el rito gitano del 'pedimento', en el que participaron las familias de la pareja y que llevó a que la menor se trasladara a vivir a la vivienda del joven, en la provincia de Salamanca.

Después de un "breve noviazgo", cuando la niña cumplió 13 años, el 26 de octubre del 2020, celebraron la fiesta de cumpleaños y fue esa noche cuando comenzaron las "relaciones sexuales plenas y consentidas", por lo que pasaron a compartir como pareja una habitación en la planta baja de la vivienda.

"Durante ese periodo, el acusado y la niña mantuvieron de forma permanente relaciones sexuales consentidas, ambos tenían un grado de madurez similar, pero no igual. Las relaciones sexuales plenas, tuvieron lugar de forma habitual, dentro de una relación conocida por sus parientes y aceptada y tomada, por todos, por un matrimonio, con arreglo a sus costumbres, aunque no se celebró propiamente un rito de boda", ha agregado la sentencia.

Sin embargo, antes de las Navidades de ese año, la relación se rompió y, según la sentencia, dejaron de tener relaciones sexuales.

El 27 de diciembre de 2020, la madre del ahora condenado llevó a la menor a Zamora, ya que quería volver con su familia, donde fue recogida por una tía a quien narró las supuestas agresiones del novio.

La Audiencia ha considerado, entre otros argumentos, que la versión que ofreció la joven "ha sufrido a lo largo de las actuaciones importantes variaciones".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión