Nacional
Suscríbete por 1€

UGT y CC.OO. ponen fechas a su 'otoño caliente'

Se concentrarán el 7 de octubre frente a las patronales y el 3 de noviembre habrá una gran manifestación para exigir una subida salarial con la inflación.

Pepe Álvarez, Secretario general de UGT y Unai sordo, líder de CC.OO.
Pepe Álvarez, Secretario general de UGT y Unai sordo, líder de CC.OO.

Ya hay un calendario de movilizaciones para desatascar la negociación de los convenios colectivos y exigir a la CEOE subidas salariales acordes a la inflación. Los sindicatos, después de meses de amenazas, han pasado ya a la acción y presentaron este miércoles las fechas de lo que será una primera fase de protesta que dará lugar a sucesivas hasta que no consigan su objetivo: que no es otro que mantener el poder adquisitivo de los trabajadores cubiertos por convenio ante la escalada actual de los precios.

La primera fecha, la de arranque oficial, será el próximo 7 de octubre, día en el que UGT y CC.OO. hacen un llamamiento a sus delegados y a toda la ciudadanía a concentrarse frente a las sedes de las organizaciones empresariales. El "proceso de agitación" continuará durante las semanas del 14 al 28 de octubre, en las que se llevarán a cabo asambleas informativas en los centros de trabajo, especialmente en aquellos sectores con la negociación más paralizada, y se repartirán por las calles manifiestos. Y la culminación llegará el 3 de noviembre con una "gran manifestación" por las calles de Madrid.

"El objetivo de esta campaña es defender a las personas trabajadoras en un momento difícil a nivel económico y social con un crecimiento de la inflación y del coste de la vida desbocados, reabrir las negociaciones con la patronal para cerrar los miles de convenios bloqueados y alcanzar un acuerdo general de salarios", explicó en rueda de prensa el secretario general de UGT, Pepe Álvarez, que señaló que España es el segundo país de Europa que menos está incrementando los salarios, un 2,8% de media en los convenios.

Álvarez resaltó que este proceso lo hacen "forzados por la intransigencia de la patronal, que solo piensa en facturar cada día un poco más". En este sentido, denunció que las empresas están ganando dinero, tal y como apuntó la semana pasada el Banco de España, y considera que tienen "margen suficiente" para poder negociar los salarios al alza.

En esta misma línea, su homólogo de CC.OO., Unai Sordo, defendió que los sindicatos plantean subidas salariales a tres años vista que son "perfectamente asumibles" por las empresas. Eso sí, ambos líderes advirtieron que si la última propuesta que hicieron en mayo era de un incremento salarial del 3,5% acompañado de cláusulas de garantía salarial, ahora que la inflación ha ascendido al 10,5%, la subida que exigirán será mayor, al menos del 4,5% y el blindaje con el IPC.

Otra opción a la que se abren los sindicatos es que si la CEOE se sigue cerrando en banda a incluir las cláusulas de salvaguarda, el alza que pacten para este año sea mucho más elevado, que supere la inflación subyacente, que está por encima del 6%.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión