Nacional
Suscríbete por 1€

El 80% de hogares pasa apuros o gasta menos por la crisis

El 40% de encuestados reconoce que tiene problemas para poder afrontar las facturas en el contexto actual.

El consumo en los hogares españoles se va reduciendo a medida que la inflación va deteriorando su poder adquisitivo.
El consumo en los hogares españoles se va reduciendo a medida que la inflación va deteriorando su poder adquisitivo.
@consumidores

Los efectos de la inflación se están dejando notar en el bolsillo de los ciudadanos. Según una encuesta realizada por el Instituto DYM para HENNEO, más del 80% de los ciudadanos ha tenido que recortar sus gastos o admite directamente problemas para llegar a fin de mes en el contexto actual. De acuerdo al sondeo, cuatro de cada diez españoles ya ha sufrido apuros económicos y casi la mitad admite haber tenido que reducir sus gastos. Los sectores más perjudicados por el ahorro familiar son el ocio y el mantenimiento de la temperatura del hogar -luz y aire acondicionado-, así como la ropa y calzado.

El 30,8% de los hogares admite haber sufrido apuros para afrontar sus pagos y el 9,2% confiesa directamente no haber podido hacer frente a algunos gastos necesarios. Solo el 8,6% de los encuestados declara no haber reducido sus gastos en los últimos meses, en los que el dato de inflación general llegó a situarse en el 10,8% en julio y se mantuvo en el 10,5% en agosto. Frente a esa minoría, el 44,9% reconoce haber reducido algunos gastos, a pesar de no haber experimentado aprietos.

En cuanto a las partidas más afectadas por el ahorro doméstico, el ocio se sitúa a la cabeza. Seis de cada diez encuestados afirman haber reducido su gasto en este tipo de actividades, una proporción similar a la de personas que han empezado a ahorrar en luz, calefacción y aire acondicionado y ligeramente superior a la de entrevistados que lo han hecho en ropa y calzado (58,3%). En cambio, el gasto menos afectado por el ahorro es el transporte público, ya que solo el 14,9% de las familias ha invertido menos en movilidad. Le siguen, a cierta distancia, el gasto en teléfono, internet y televisión de pago, así como el gasto en alimentación, que han recortado, respectivamente, el 24,3% y el 35% de los encuestados.

Este ahorro parece haber llegado para quedarse, al menos de momento, puesto que las perspectivas de futuro no son muy alentadoras. De hecho, dos de cada tres encuestados expresa su preocupación por la deriva de la inflación. En concreto, el 32,6% de los entrevistados reconoce estar "muy preocupado" por la situación económica de sus hogares de cara a los próximos meses, un porcentaje al que hay que sumar el 35,1% que declara estar "bastante" preocupado. Son los votantes de izquierdas quienes menos pesimistas se muestran por el futuro estado de su economía doméstica.

Alimentos

El precio de la alimentación es lo que más preocupa. El 88,6% de los encuestados se muestra bastante o muy intranquilo ante su posible subida. De hecho, el coste de los alimentos y bebidas no alcohólicas, cuyo IPC se situó en agosto en el 13,8%, lleva aumentando siete meses consecutivos, con encarecimientos especialmente significativos en productos básicos como la harina, la leche y los huevos, que son, respectivamente, un 39%, un 26% y un 22% más caros que hace un año.

También el 88,6% de los hogares se encuentra bastante y muy preocupado por la subida del precio de la electricidad. No en vano, la factura de la luz es desde hace meses, junto a los alimentos, la gran responsable del aumento de precios. El recibo eléctrico se disparó al 60,6% en agosto, mes en el que el mercado mayorista marcó máximos sin precedentes desde la entrada en vigor de la excepción ibérica.

Asimismo, uno de cada dos españoles se confiesa muy preocupado por una subida del precio de los carburantes, que en el último mes han experimentado una fuerte caída. La inflación de la gasolina, por ejemplo, bajó del 23,9% en julio al 9,6% en agosto.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión