Nacional
Suscríbete por 1€

Vox se queda solo con su propuesta de legalizar el uso de armas en legítima defensa

El PP le replica que protegerse con una escopeta ya es posible si hay proporcionalidad. 

Ortega Smith, este martes, en el Congreso.
Ortega Smith, este martes, en el Congreso.
Ricardo Rubio

Vox no ha recibido este martes ningún apoyo en el Congreso a su proposición de ley para reformar el Código Penal (CP) a fin de que sea legal "cualquier medio", armas incluidas, en situaciones de legítima defensa en el hogar o en lugares de trabajo con independencia del "resultado", pues tanto desde la izquierda como desde la derecha del hemiciclo han recordado que ya existe una eximente para estos casos y han criticado sus tintes 'trumpistas'.

Mientras que desde el PSOE y Unidas Podemos han seguido la línea de afear a Vox que quiera convertir a España en Estados Unidos, donde sí existe el derecho a llevar armas, desde el PP, Ciudadanos y el PNV han reprochado a los de Santiago Abascal que la ley ya reconoce la legítima defensa pero sujeta a una proporcionalidad.

El secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, ha defendido la necesidad de añadir un párrafo al artículo 20.4 del CP para "lograr o intentar garantizar" la exención "total de responsabilidad cuando se realiza una acción en legítima defensa". Para el diputado ha llegado la hora de "empatizar" y "ponerse en la piel" de personas que han estado en cárcel por plantar cara a individuos que han entrado en sus casas, actualizando "leyes que quedan obsoletas".

Ha citado cuatro ejemplos de hombres que han vivido en España este tipo de sucesos, uno de ellos -que les motivó hace un año para registrar esta iniciativa- el de un anciano de Ciudad Real que mató de un disparo a un hombre que se coló sin permiso en su domicilio.

"Dramáticamente muchos españoles han tenido que pasar por situaciones que en sí eran trágicas, pero la ley las ha hecho doblemente trágicas", ha manifestado desde la tribuna Ortega Smith, que considera "racional, proporcional y necesaria" esta propuesta.

Una vez presentada la iniciativa, los proponentes solo han cosechado rechazos del resto de partidos, empezando por el PNV, cuyo diputado Mikel Legarda ha sido el primero en destacar que la proporcionalidad, medir en cada caso si la forma de repeler un ataque es adecuada, es un "imperativo" en el ordenamiento jurídico español que obliga a "causar siempre el mínimo daño necesario", en comparación con las "reglas rígidas" del "todo vale" de Vox.

El Partido Popular ha afeado a Vox que busque modificar el Código Penal "en caliente, desde las tripas, las vísceras y la improvisación" para "extender el uso de armas de fuego", al tiempo que ha incidido en que corresponde a los jueces calibrar los hechos.

"Claro que podría ser legítima la reacción a una agresión valiéndose de una escopeta, pero las consecuencias del uso de la escopeta deben estar sujetas a una proporcionalidad y a un control judicial para que sea eximente" porque si no "imperaría la ley del más fuerte", ha manifestado su diputado Miguel Ángel Jerez.

Para Ciudadanos y su portavoz Edmundo Bal, esta proposición demuestra, a su juicio, la "poca o nula confianza" de Vox hacia la Justicia y la ha calificado de "populismo punitivo" por querer convertir "al ciudadano en juez y Dios" con la "ley del más fuerte".

Bal ha ironizado con que en Vox "han enfermado" como Don Quijote, pero no de leer libros de caballerías, sino viendo películas del oeste que dan rienda suelta al "linchamiento". También les ha acusado de no ser originales y copiar una reforma planteada por Matteo Salvini en Italia, donde "ha subido el deseo de armas". "Vean películas del oeste pero solo para entretenerse", les ha pedido.

Desde los partidos del Gobierno, el PSOE les ha echado en cara que persigan con esta propuesta dar una imagen de "duros" y "macarras del Congreso" para sacudir las emociones de la gente.

La diputada socialista Gemma Araujo ha insistido en que ya existe una eximente pero bajo una serie de condiciones y ha subrayado que no es lo mismo enfrentarse a un intento de allanamiento "con un espray que con una escopeta", ya que no "da igual una irritación en los ojos que un tiro en la cabeza". "Estaríamos ante el modelo de Estados Unidos, que cualquiera pueda llevar un arma de fuego, que son la principal causa de muerte entre los menores", ha expresado.

Por Podemos, Martina Velarde ha apuntado que el objetivo de Vox es que el Estado autorice las armas, la sociedad se militarice y desaparezcan las fueras y cuerpos de seguridad del Estado: "Que los ciudadanos lleven un rifle para disparar a discreción". De haber prosperado esta iniciativa, la sociedad pasaría a ser una "jungla", según Podemos, que ve en Salvini y el expresidente estadounidense Donald Trump los referentes de Vox para pedir legalizar las armas.

Desde el BNG, Néstor Rego ha llamado "pistolero" a Ortega Smith por grabarse disparando con un fusil en una base del Ejército, algo que el diputado de Vox ha denunciado que son "graves ofensas". 

La proposición de ley

Desde el tercer grupo de la Cámara han decidido que esta sea la primera ley que someten a debate en el recién inaugurado periodo de sesiones. En su proposición, recogida por Europa Press, plantean modificar el artículo 20 del Código Penal, en el que se establece la exención de responsabilidad criminal en algunos supuestos.

En la actualidad se exime de responsabilidad a las personas que cometan una infracción "a causa de cualquier anomalía o alteración psíquica", así como a los que no puedan "comprender la ilicitud del hecho" o actuar conforme a "esa compresión".

Este artículo también excluye a quienes se hallen en estado de intoxicación plena por el consumo de bebidas alcohólicas, drogas tóxicas, estupefacientes, sustancias psicotrópicas u otras que produzcan efectos análogos en el momento de cometer un delito.

Además, el artículo 20, en su apartado número 4, libra de responsabilidad a quienes actúen en defensa de la persona o derechos propios o ajenos bajo unos supuestos. Vox propone ahora la utilización de cualquier medio para que ejercer la legítima defensa no comporte un castigo para la persona sea cual sea el resultado.

Eso sí, la formación liderada por Santiago Abascal especifica que hay determinados casos en los que la utilización de ciertos medios debe cumplir con los "supuestos exigidos por la normativa en vigor", y que obliga a contar con la "correspondiente autorización expedida por la Administración", como es en el caso de las armas de fuego.

En concreto, el CP ya contempla como uno de los requisitos para eximir de responsabilidad criminal a quien obre "en defensa de la persona" o "de derechos propios o ajenos" la "necesidad racional del medio empleado" para impedir o repeler la agresión.

Pero Vox apuesta por incluir otro párrafo para precisar que "se presumirá la existencia de la necesidad racional del medio empleado cuando, en el supuesto de defensa de la morada o sus dependencias o, si existe peligro de agresión, del lugar donde se ejercite una actividad comercial, profesional o empresarial, el sujeto defensor utilice, y con independencia del resultado causado, cualquier medio de defensa, siempre que, en los supuestos exigidos por la normativa en vigor, contara con la correspondiente autorización expedida por la Administración con competencia en la materia".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión