Nacional
Suscríbete por 1€

política

Sánchez sitúa a Alegría como portavoz para defender sus medidas y plantar cara al PP

La ministra será la cara visible del PSOE a menos de un año para las elecciones autonómicas, además trabajará con independencia pero de la mano de María Jesús Montero y Santos Cerdán.

La ministra de Educación, Pilar Alegría, hace unos días, en un acto del PSOEMadrid.
La ministra de Educación, Pilar Alegría, hace unos días, en un acto del PSOEMadrid.
E. P.

La ministra de Educación, Pilar Alegría, será la cara visible del PSOE nacional para transmitir las políticas del Gobierno y tratar de revertir las encuestas. El presidente Pedro Sánchez situará a la aragonesa como portavoz del partido en el Comité Federal que se celebrará este sábado en Ferraz, a menos de un año de las elecciones autonómicas y municipales y tras la abultada derrota de Andalucía. Junto a ella, la profunda renovación de las estructuras orgánicas socialistas llevará a María Jesús Montero, titular de la cartera de Hacienda, a ocupar la vicesecretaría general, en sustitución de Adriana Lastra, mientras que Patxi López asumirá la portavocía del Congreso.

A falta de algún movimiento de última hora, Sánchez llegará al Comité con todas las cartas sobre la mesa después de que a primera hora de la mañana de este jueves los propios protagonistas fueran haciendo pública su designación a través de las redes sociales. "Es un honor ser la voz de este gran partido", declaró Alegría a través de su cuenta de Twitter. La aragonesa agradeció la labor de su predecesor, Felipe Sicilia, relegado de la portavocía apenas ocho meses después de asumirla.

"Juntos vamos a seguir trabajando por mejorar la vida de los españoles con medidas que beneficien a las familias y los trabajadores", apuntó la ministra de Educación, que compatibilizará ambas funciones. "Vamos a seguir trabajando por mejorar el presente y asentar los cambios que refuercen el futuro de nuestro país", reiteró.

Su estreno como portavoz se podríar demorar, puesto que este lunes -día habitual de las comparecencias en Ferraz- es festivo en Madrid y el martes es el turno del Consejo de Ministros. Después, el parón del mes de agosto. En cualquier caso, Alegría logra un puesto clave en la dirección del PSOE, de alta exposición mediática -tan solo la conocen uno de cada cuatro españoles, según el CIS- y que permitirá trazar puentes entre el partido y el Gobierno. De hecho, con la renovación que certificará Sánchez este sábado, se refuerza la presencia de ministros en la estructura orgánica.

Así, la titular de la cartera de Hacienda, María Jesús Montero, asume la vicesecretaría general, tras la renuncia de Lastra. Acostumbrada a las duras negociaciones de los presupuestos, aporta experiencia para reforzar el engranaje interno del partido. La sevillana, además, se sitúa en el mejor puesto de salida para tratar de reconquistar al electorado perdido en la comunidad andaluza, imprescindible para revalidar el Gobierno autonómico, pero también el central.

Grupos parlamentarios

De igual modo, llega a la Ejecutiva del PSOE el ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, como secretario de Memoria Democrática y Laicidad, cargo en el que relevará a Patxi López. El dirigente vasco será el nuevo portavoz socialista en el Congreso en sustitución de Héctor Gómez, que no ha cumplido con las expectativas del presidente. En cambio, su homóloga en el Senado, Eva Granados, en duda según las quinielas de los últimos días, parece que seguirá siendo la cara visible del partido en la Cámara Alta, donde trabaja de la mano del oscense Gonzalo Palacín, secretario general del grupo.

Asimismo, Santos Cerdán se mantiene como secretario de Organización del partido tras imponerse en la batalla interna que mantenía con Adriana Lastra. A su lado se incorpora Juan Francisco Serrano, diputado por Jaén y con buenas relaciones con el PSOE aragonés.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión