Nacional
Suscríbete por 1€

Las medusas que puedes encontrar en las costas españolas, ¿son peligrosas?

Hacen acto de presencia cuando el calor del verano sube la temperatura de los mares y su picadura puede dar al traste con una idílica estancia en la playa. Estas son las más habituales en las costas españolas.

Medusas ilustración
Medusas ilustración
HA

Las medusas son uno de los organismos multicelulares más primitivos y antiguos de nuestro planeta. Algunas especies llevan en los mares más de 500 millones de años. Es decir, que cuando los dinosaurios dominaban la faz de la Tierra, estos seres sin cerebro, ni sangre, ni sistema nervioso ya poblaban las aguas del planeta. Viajan solas o en grupo y se mueven produciendo ondulaciones de su cuerpo o dejándose llevar por las corrientes. Algunas incluso brillan en la oscuridad. 

Aún así, las medusas siguen siendo unas desconocidas que despiertan cierto temor por sus picaduras. Las de algunas especies puede llegar a ser mortales, pero, afortunadamente, estas no nos las vamos a encontrar en nuestras playas. 

¿Por qué pican las medusas?

Las medusas pertenecen al grupo de los cnidarios, que incluye también a los corales y a una gran variedad de pólipos y animales con diversas formas y ciclos de vida. Algunos se mueven libremente y otros viven enganchados a las rocas y suelos marinos. 

A pesar de tanta variedad, estos animales tienen una característica común que los emparenta: los cnidoblastos: unas células urticantes que causan sus temidas y molestas picaduras y que estos animales han desarrollado para defenderse y para neutralizar a las presas que se van a comer.

¿Qué medusas encontraremos en nuestras costas este verano?

La subida de la temperatura del agua del mar favorece que estos animales proliferen cerca de nuestras costas durante el periodo estival y que se formen los temidos enjambres de medusas. Pero ¿son tan peligrosas como creemos?

Aunque la variedad de tipologías existentes en el mundo es inmensa, hay cinco especies predominantes tanto en las costas mediterráneas como en las atlánticas y cantábricas. Estas son las documentadas por el Ministerio para la Transformación Ecológica.

Este año habrá más medusas en el Mediterráneo

Sin que salten las alarmas, los expertos destacan que se dan buenas condiciones para que las medusas sean más abundantes de lo normal en alta mar y que, por tanto, "en función de los vientos y las corrientes se desplacen los bancos hasta la costa", tal y como confirma el biólogo Jesús Bellido.

En este sentido, Enric Sendil, CEO de Safe Sea, explica que “si nos pica una medusa debemos tener en cuenta que los síntomas son diferentes según la especie". ¿Cómo actuar entonces? Estas son las recomendaciones de los expertos: 

  1. Lavar cuidadosamente la zona afectada con agua de mar, sin frotar.
  2. Si está disponible, aplicar bicarbonato durante 5 minutos. La proporción del 50% de bicarbonato y 50% de agua de mar ayudará a prevenir el envenenamiento posterior producido por los tentáculos residuales en la piel.
  3. A continuación, utilizar unas pinzas para quitar los tentáculos residuales.
  4. Aplicar hielo durante 25 minutos. Nunca de forma directa sobre la piel. Es aconsejable envolverlos en ropa o una toalla fina. 

  5. En caso de que el dolor persista es recomendable acudir al médico o profesional del cuidado de la salud.
  6. Como última recomendación, es importante no aplicar agua dulce, vinagre, vendajes a presión, ni alcohol
Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión