Nacional
Suscríbete por 1€

Refuerzan la frontera de La Junquera ante la previsible llegada de activistas antisistema

La Policía registran los automóviles que interceptan por si transportasen algún efecto relacionado con la comisión de desórdenes en la cumbre de la OTAN.

Imagen de archivo de un coche de Policía Nacional
Imagen de archivo de un coche de Policía Nacional
EP

La Policía Nacional ha reforzado estos días las fronteras, entre ellas la de La Junquera (Gerona), ante la previsible entrada en España de antisistema atraídos por la organización esta semana en Madrid de la cumbre de la OTAN.

Uno de estos dispositivos tiene lugar en La Junquera, principal vía de conexión por tierra entre España y Francia, donde se han desplegado más de cincuenta efectivos de la Brigada de Respuesta Contra la Inmigración Clandestina (BRIC).

El jefe del grupo 3 de la BRIC, el inspector Pablo López, ha confirmado este lunes que el control que se realiza en la antigua frontera de la carretera N-II busca "prevenir la entrada de personas antisistema o que puedan provocar desórdenes públicos en la cumbre o en sus proximidades".

López ha explicado que trabajan con unos perfiles que determina la brigada de información y que interceptan los vehículos con ocupantes que responden a ellos.

Posteriormente, comprueban si tienen antecedentes, y si no procede su detención pero sus datos son de interés, se emite una nota informativa.

Sin embargo, hasta en diecisiete ocasiones desde que se estableció este control en La Junquera el pasado miércoles se han producido arrestos, la mayoría "por reclamaciones judiciales" pendientes en España o en el extranjero, según ha detallado el inspector Pablo López.

"Ha habido incluso una extradición, alguna devolución y alguna detención por la ley de extranjería", ha relatado López, quien ha precisado que se ha detectado en dos ocasiones a individuos acusados de inmigración ilegal que intentaban pasar en sus vehículos "a personas que no reúnen los requisitos de entrada en Francia".

Los agentes registran los automóviles que interceptan por si transportasen algún efecto relacionado con la comisión de desórdenes en la cumbre de la OTAN.

El control en la autopista AP-7 se realiza en territorio francés y, en Gerona, al control en la antigua frontera de la N-II se le suma otro en el paso pirenaico de Puigcerdà.

El dispositivo, que permanecerá operativo hasta el próximo 3 de julio, se mantiene activo las veinticuatro horas, aunque Pablo López ha puntualizado que las identificaciones son "aleatorias y esporádicas".

Los efectivos de la BRIC, que refuerzan fronteras terrestres, marítimas y aéreas con ocasión de acontecimientos como la cumbre de la OTAN, cuentan con el respaldo en esta ocasión de agentes procedentes de Barcelona y Gerona. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión