Nacional
Suscríbete por 1€

carnaval

Drag Vulcano arrasa con la pandemia y hace pleno como nueva reinona del Carnaval de Las Palmas

Vulkano (Isidro Javier Pérez) llegó con un equipo de bailarines ataviados con EPIs decidido a acabar con la pandemia.

No hay pandemia que pueda con el Carnaval de Las Palmas de Gran Canaria, "por fin cariño", ha dicho su nueva reinona, Drag Vulcano, que ha acabado con el virus a cañonazos y ha hecho pleno de votos en la gala más codiciada de la fiesta.

Llegó una pandemia que amenazó con acabar con la fiesta y, durante dos años, casi lo logró. "¿Acabar con el carnaval 2022?", se preguntó el nuevo Drag Queen de Las Palmas, de eso nada. Vulkano (Isidro Javier Pérez) llegó con un equipo de bailarines ataviados con EPIs, decidido a acabar con la pandemia.

Su receta: Vulkigel para frenar el contagio y un drag que se mereció una ola... "No, otra ola no", bromeó.

Vulkano salió por encima de un planeta que se tiñó de negro con el eclipse de una enfermedad, pero llegó la nueva Drag Queen y con ella la luz, el ritmo y la alegría, porque "si estás sudando, no es fiebre, es Carnaval", proclamó desde el escenario del parque de Santa Catalia.

Su grito de guerra volvió loco al público y su reinado se abre con un consenso absoluto y un pleno de 12 puntos de todas las mesas del jurado (prensa, especialistas, invitados y público).

Le acompaña en la corte de reinonas Drag Shiky, quien convirtió el escenario en el plató de "Hot Talent", un peculiar programa de talentos que aunque empezó con ópera, rápidamente se movió al rap, al reguetón, para llevar al candidato cuatro a perder la ropa.

Con un espectáculo lleno de ritmo y energía, Shiky puso a bailar al parque con los grandes temas de la música latina, en una exhibición sin descanso de piruetas, giros y saltos sin miedo ni vértigo posible.

Un joker atado, amordazado y con una camisa de fuerza logró liberarse de su prisión psiquiátrica para dominar el escenario del Carnaval como segundo finalista. Drag Ármex saltó, voló y giró, arrancando los aplausos de miles de carnavaleros. Color, derroche de lentejuela y un espectáculo que se superó a cada segundo cortó la respiración de los espectadores.

El tercer finalista pasó mil años encerrado hasta su resurrección, y el momento llegó en el parque Santa Catalina. Drag Vanderbilt se convirtió en un Drácula que voló sobre su equipo y mantuvo dos minutos de baile sin descanso sobre sus plataformas. El atrezzo no escatimó en detalles y, tocando un gran órgano, volvió a escena para dejar pasmado al parque al completo.

El Drag Queen del Carnaval ha recibido la cinta y el cetro de una eminencia de la fiesta, quien logró abrir un debate necesario para el espectáculo y el drag que más tiempo ha calentado el trono.

Drag Sethlas ha despedido su reinado con un espectáculo que, como cada año que sube al escenario, ha estado a la altura de la fiesta, de su nombre y sobre todo, de su público. El ganador de 2020 ha dejado paso a la nueva reinona, tras cumplir el reto más exigente, mantener vivo el Carnaval frente a la pandemia.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión