Nacional
Suscríbete por 1€

La Junta Directiva Nacional del PP, paso previo para congreso extraordinario

Para resolver el cuestionado liderazgo de Pablo Casado precisarían reunir una mayoría de dos tercios de este órgano para convocar el congreso

Fachada de la sede del PP en Madrid
Fachada de la sede del PP en Madrid
Europa Press

La convocatoria de la Junta Directiva Nacional del PP, máximo órgano del partido entre congresos, para el próximo lunes, abre la puerta a un congreso extraordinario, en el cual se pueda dirimir la grave crisis interna que atraviesa el partido, si bien antes hacen falta varios requisitos.

Por lo pronto, los partidarios de resolver el cuestionado liderazgo de Pablo Casado en ese cónclave precisarían reunir una mayoría de dos tercios de este órgano para convocar el congreso, es decir, de centenares de cargos públicos, porque la Junta está integrada por más de medio millar de representantes del partido.

Además de la dirección de la formación y de sus líderes y secretarios generales autonómicos y regionales, en la Junta Directiva Nacional están senadores, diputados y parlamentarios europeos.

También los cargos del PP en distintas instituciones, como alcaldes y presidente de diputaciones, entre otros. Suman en torno a 550 miembros.

Los estatutos del partido establecen que la hipotética convocatoria de un congreso debería, en todo caso, ser decidida tras un debate previo en la Junta Directiva Nacional.

Ese congreso podría celebrarse a partir del 30 de marzo, antes de la Semana Santa. Porque existe un plazo previsto para que "en casos de excepcional urgencia, según el artículo 28.2 de los estatutos, se fije la fecha tan solo con treinta días de antelación, eso sí, "haciendo constar en la convocatoria el motivo de convocar y las causas que fomentan la urgencia".

Es decir, que si finalmente la Junta lo acuerda el próximo lunes con esa mayoría de los dos tercios, el congreso extraordinario del PP podría celebrarse a finales de marzo, posiblemente en los primeros días del mes de abril.

Sin embargo, el congreso no es la única competencia de la Junta Directiva Nacional, que también puede "aprobar o censurar, en su caso, la actuación desarrollada" por el Comité Ejecutivo y por la Junta (artículo 34) o conocer el informe del presidente del Comité Nacional de Derechos y Garantías y las sanciones de expulsión acordadas o ratificadas por dicho órgano.

El congreso nacional es la vía para cambiar el liderazgo del PP, pero no es necesario acudir a un cónclave para forzar la sustitución de los miembros de la dirección.

El Comité Ejecutivo del PP, del que forman parte los dirigentes territoriales, tiene entre sus funciones la de nombrar a los secretarios generales y otros responsables de la organización.

También puede el Comité Ejecutivo establecer gestoras, que en el léxico de los populares son comisiones que gobiernan transitoriamente algunas de las organizaciones territoriales dependientes de ellas, "siempre que se aprecien graves circunstancias que así lo aconsejen".

Otra vía es que el Comité asuma "el gobierno de alguna de esas organizaciones a través de las personas que designe".

Los estatutos del PP dibujan muchos escenarios posibles si el carpetazo al archivo abierto contra Isabel Díaz Ayuso no es suficiente para parar la grave crisis en el seno del PP.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión