Nacional
Suscríbete por 1€

La etarra Itxaso Zaldúa, procesada por el crimen de Giménez Abad, se desmarca de otro asesinato: "Estaba de visita familiar"

Se ha desligado ante el juez de otro atentado, el de dos ertzainas en Beasain en 2001, al alegar que ese día estaba en el hospital, visitando a su prima, que acababa de dar a luz.

Itxaso Zaldua tras ser detenida
Itxaso Zaldua tras ser detenida
HA

Itxaso Zaldúa, procesada por su presunta participación en el crimen del líder del PP de Aragón Manuel Giménez Abad perpetrado por ETA en 2001, se ha desmarcado ante el juez de otro atentado, el de dos ertzainas en Beasain (Guipúzcoa) ese mismo año, al alegar que ese día estaba en el hospital, visitando a su prima, que acababa de dar a luz.

Zaldúa, en prisión provisional por el asesinato de Giménez Abad, ha comparecido este jueves ante el juez de la Audiencia Nacional Joaquín Gadea, que la imputó junto al exjefe de ETA Mikel Carrera Sarobe, Ata, por su presunta responsabilidad en el crimen de dos agentes de la Policía Autónoma Vasca el 23 de noviembre de 2001 en Beasain.

Unos hechos de los que se ha desmarcado Zaldúa, que ha negado tanto su pertenencia a ETA como al comando Basajaun, al que se atribuye este atentado, y, es más, ha justificado que ella no pudo estar involucrada en el mismo porque ese mismo día estaba visitando a su prima en el hospital, que acababa de tener un bebé, han informado fuentes jurídicas.

Del mismo modo, añaden las fuentes, Zaldúa ha negado haber ordenado facilitar las armas para perpetrar el atentado contra los dos ertzainas.

Cuando se le comunicó su procesamiento por el asesinato de Giménez Abad, Zaldúa también negó los hechos y alegó que aquel día de mayo de 2001 no se encontraba en Zaragoza, con lo que no pudo ser la mujer que se supone que estaba en las inmediaciones del atentado, como apuntan varios testigos.

Ella ha sido la única que ha prestado declaración ante el juez, dado que Carrera Sarobe está en prisión en Francia y se tiene que emitir una Orden Europea de Detención y Entrega (OEDE) para interrogarlo y en su caso juzgarlo por esta causa.

El juez cree que hay indicios de "singular fuerza incriminadora" respecto a la participación de ambos en el atentado de los ertzainas Ana Isabel Arostegui y Francisco Mijangos Martínez, a raíz de un informe de la Guardia Civil.

En el auto en el que acordó su citación, señaló que el ADN de Ata fue localizado en unos guantes que se encontraban en una bolsa junto con varios casquillos "percutidos por el mismo arma utilizada para el asesinato de los dos agentes".

También que ambos eran integrantes del comando Basajaun de ETA y a los dos se les atribuye la autoría del asesinato de Giménez Abad con el mismo "modus operandi" que el de los dos ertzainas de Beasain.

El atentado se produjo el 23 de noviembre de 2001, a las 19:15 horas, cuando dos personas se les acercaron por detrás y les dispararon a bocajarro, una acción que fue reivindicada por ETA a los pocos días.

Según los testigos presenciales, en los hechos habrían participado dos personas: un hombre de entre 25 y 30 años, de altura aproximada entre 1,75 y 1,80 metros, y una mujer de unos 25 años y una estatura aproximada de 1,65 metros, ambos portando gafas de montura gruesa, guantes y ropa de abrigo.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión