Nacional
Suscríbete por 1€

ERC ve margen para un acuerdo pero no aceptarán la reforma laboral como está

Los republicanos catalanes han dejado claro que no pueden apoyar una reforma que "no dignifica" la indemnización por despido o que no dota de más medios a la inspección de trabajo.

El portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián
Imagen de archivo del portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián.
Efe

ERC no tira la toalla para lograr un acuerdo sobre la reforma laboral porque aún ve margen para conseguirlo, pero ha advertido que no aceptará el decreto "tal como está" ni tampoco un compromiso del Ejecutivo de asumir sus demandas más adelante: "no es manía es memoria, lo que no cerremos ahora no lo haremos más adelante".

Con esta contundencia se ha expresado el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, en una rueda de prensa en la cámara en respuesta a las intenciones del Ejecutivo de que el Congreso de los Diputados ratifique la reforma laboral a principios de febrero y sin modificaciones al texto.

Por tanto, los republicanos votarán en contra si no hay cambios en la propuesta, ha afirmado Rufián, avisando de que por ahora "pinta regular".

Además ha acusado al Gobierno de "chantaje" con la reforma laboral y ha dicho que es "mentira" que hayan estado negociando con ellos durante estas Navidades porque no han empezado a hacerlo hasta hace dos días, con el secretario de Estado de Empleo. "Se han dedicado a presionar a nuestro entorno, pero no negociar".

La ronda de conversaciones que hubo en diciembre, fue informativa -ha explicado el portavoz- pero es "falso" que haya habido contactos formales de las comisiones negociadoras.

Si siguen así, ha advertido, acabarán cerrando la convalidación de la reforma laboral con Ciudadanos, que baraja una abstención si no se enmienda el decreto, y será el Ejecutivo -ha dicho Rufián- el que tenga que explicar por qué aprueba con la derecha una reforma que se comprometió a derogar.

Ha cargado contra el Ejecutivo por enrocarse en no tocar ni una coma del decreto: "en mi pueblo no se llama negociación, se llama chantaje", ha subrayado al insistir en que el Gobierno les ha venido a decir que "esto son lentejas".

ERC, ha asegurado el dirigente republicano, "no negocia ni vota proyectos personales" refiriéndose a Yolanda Díaz, de quien ha valorado su habilidad para incluir a los sindicatos y a la patronal, pero no entiende cómo este acuerdo se ha alcanzado sin hablarlo con las fuerzas parlamentarias.

Los republicanos catalanes han dejado claro que no pueden apoyar una reforma que "no dignifica" la indemnización por despido, que no dota de más medios a la inspección de trabajo ni de mecanismos para frenar los ERE "abusivos", que no recupera los salarios de tramitación y que no combate la precariedad ni hace prevalecer los convenios laborales autonómicos.

En relación con los posicionamientos de los grupos parlamentarios de la izquierda, Rufián ha dicho que espera que "en breve" puedan hacer un frente común contra el decreto, aunque solo se han mostrado en esa misma línea EH Bildu y el BNG porque PDeCat y Compromís podrían apoyar la ratificación del decreto, y Más País lo da ya por hecho.

Y sobre lo que pueda hacer el PNV, no se ha metido pero sí ha señalado que este partido "casi siempre acaba siendo clave en un montón de cosas" y ha recordado que en los últimos tiempos se ha mostrado "bastante contrariado" con el Gobierno en varios aspectos

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión