Nacional
Suscríbete por 1€

Confirman 11 años de cárcel para padrastro que violó a la hija de su pareja

El condenado alegaba en su recurso error en la apreciación de la prueba y vulneración de su presunción de inocencia, ya que la menor, que ahora está en tratamiento, no denunció hasta seis años después del primer abuso.

016 es el número para denunciar violencia machista que no deja rastro en la factura, pero sí que hay que borrarlo del listado de llamadas
016 es el número para denunciar violencia machista que no deja rastro en la factura, pero sí que hay que borrarlo del listado de llamadas
Redes

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid (TSJM) ha confirmado la pena a once años y tres meses de cárcel, más libertad vigilada otros seis años, para un hombre acusado de agredir sexualmente a la hija de su pareja desde que la menor tenía nueve años hasta los quince, aprovechando que la madre no estaba.

La sentencia de la Sala de lo Civil y lo Penal del TSJM desestima el recurso del condenado contra la sentencia de la Audiencia Provincial del pasado mes de julio, y corrobora la condena por un delito continuado de agresión sexual a once años y tres meses de cárcel, más seis años de libertad vigilada y prohibición de acercarse a la menor durante doce años y nueve meses.

También es condenado a dieciséis años de inhabilitación especial para cualquier profesión relacionada con menores y a que indemnice a la víctima con 30.000 euros.

El condenado alegaba en su recurso error en la apreciación de la prueba y vulneración de su presunción de inocencia, ya que la menor no denunció hasta seis años después del primer abuso y no contó lo ocurrido ni a su madre, sin llegar nunca a dar detalles contundentes.

Pero la Sala no lo estima y considera probado que el acusado comenzó a violar a la hija de su pareja cuando la niña tenía nueve años, y lo hizo más de una decena de veces durante seis años, hasta que la menor tuvo quince y se lo contó a una prima, lo que hizo que su tía hablase con su madre y lo denunciaran.

La menor no tenía valor para contar lo que le hacía su padastro y en la declaración en el juzgado y en el juicio se puso muy nerviosa y se constató que se autolesionaba debido a su estado mental, relata la sentencia, que detalla que la víctima sufre estrés postraumático y necesita tratamiento psicológico y psiquiátrico.

La Sala considera creíble y veraz el relato tanto de la víctima, a pesar de que le costaba contar lo ocurrido, como de sus familiares y allegados.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión