Nacional
Suscríbete

Sánchez se reivindica como el garante de la estabilidad hasta 2023

El presidente del Gobierno ha defendido una reforma laboral sin cambios en el Parlamento y ha reconocido que es "altamente improbable" que pueda llegarse a un acuerdo con el PP para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

Comparecencia de Pedro Sánchez en La Moncloa

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha afirmado este miércoles que, tras aprobarse los segundos presupuestos consecutivos y otros acuerdos como la reforma laboral, su Ejecutivo es el garante de la estabilidad política y él garantiza que la legislatura durará cuatro años.

En su comparecencia en el Palacio de la Moncloa para hacer balance político y económico del año y de las perspectivas para la segunda parte de su mandato, Sánchez ha defendido una reforma laboral sin cambios en el Parlamento y ha reconocido que es "altamente improbable" que pueda llegarse a un acuerdo con el PP para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ).

El jefe del Ejecutivo ha presentado el informe "Cumpliendo", que recoge que de los 1.481 compromisos asumidos por el Gobierno desde su investidura, ya ha cumplido el 42,7%.

Un dato que le ha llevado a asegurar que ha cumplido esas promesas durante los dos años "difíciles, complejos e intensos" que ha vivido España, principalmente por la pandemia de coronavirus y por la necesidad de hacerle frente e impulsar a la vez una agenda reformista.

Agenda de la que ha destacado medidas como la reforma laboral, la educativa, la del sistema público de pensiones y las que pretenden hacer frente al cambio climático.

Ha elogiado asimismo el "sentido de Estado" de los agentes sociales al haber pactado algunas de esas reformas, como la laboral, un ejemplo que ha dicho que debería llevar a la reflexión a los líderes políticos para hacer del debate un espacio para el acuerdo y el encuentro y en el que las discrepancias se expresen con respeto al adversario y "buena educación".

Ha destacado igualmente el significado que tiene la aprobación de los presupuestos por segundo año consecutivo y ha considerado que, junto a otros acuerdos entre partidos y agentes sociales, aportan "la estabilidad que demanda España tras años muy convulsos en lo político".

"El Gobierno garantiza estabilidad política, y eso significa legislaturas de cuatro años, y yo garantizo su cumplimiento, y unos presupuestos aprobados en tiempo y forma", ha recalcado.

No ha aclarado si el Ejecutivo tiene intención de que la reforma laboral no se tramite como proyecto de ley en el Congreso (lo que permitiría que se introdujeran cambios en el acuerdo alcanzado con los agentes sociales) pero ha considerado que es "de sentido común" aprobar el texto secundado por empresarios y sindicatos.

Es decir, ha ratificado la intención expresada por la vicepresidenta segunda y titular de Trabajo, Yolanda Díaz, de que no haya cambios en ese acuerdo (en contra de lo que piden algunos socios del Gobierno) y de que, por tanto, el Parlamento convalide la reforma sin alterar su contenido.

Sobre Díaz, ha valorado su trabajo en el seno del Ejecutivo al ser preguntado por la posibilidad de que tema su ascenso político, ha subrayado que todos los ministros son miembros "del Gobierno de España, no de un partido" y ha afirmado estar "muy satisfecho y muy agradecido" con la labor de todos y, en particular, con la de su vicepresidenta segunda.

Sánchez ha dedicado gran parte de su intervención a defender la estrategia de España frente a la pandemia de coronavirus y el "éxito de país" que considera que supone el proceso de vacunación.

A su juicio, la pandemia no ha sido un freno, sino un acelerador para impulsar las reformas y avances que necesita España, y ahora, ante la variante ómicron, hay que perseverar en la misma estrategia.

No ha concretado si el Gobierno es favorable a acortar de diez a cinco días el periodo de cuarentena para contagiados por covid, ya que ha remitido a la reunión de este miércoles del Consejo Interterritorial de Salud.

Sánchez ha salido al paso de la advertencia del presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, de que si no hay resultados tangibles en 2022 en la mesa de diálogo buscará alternativas, para ratificar que habrá más reuniones en "unas semanas" porque ahora lo que importa a la ciudadanía es la pandemia y la recuperación económica.

Pero al mismo tiempo ha precisado que los dos gobiernos probablemente discrepen de lo que significan esos resultados "tangibles" y él ha vuelto a apostar por la superación del 'procés'.

Frente a la interpretación contraria de la oposición, el presidente del Gobierno ha dado por cumplido su compromiso de que a final de año los españoles paguen una factura de la luz similar a la de 2018, descontada la inflación.

Por otro lado, no ha dado pistas sobre la situación en que se encuentra la hoja de ruta que anunció hace justo un año para renovar la Corona para que fuera más ejemplar y transparente y se ha limitado a mostrar su "absoluto reconocimiento" a la labor de Felipe VI.

El presidente del Gobierno también ha aprovechado para reiterar el compromiso del Ejecutivo con la reconstrucción de La Palma tras los daños provocados por la erupción volcánica.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión