Nacional
Suscríbete

De los autónomos a los obispos: las reacciones ante el acuerdo sobre la reforma laboral

El texto planteado toca varios aspectos del Estatuto de los Trabajadores, como la contratación y la negociación colectiva, y tiene entre sus principales objetivos la reducción de la elevada temporalidad.

La presidenta segunda del Gobierno y Ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, durante una reunión con los responsables de la Confederación Europea de Sindicatos (ETUC), en el Ministerio de Trabajo y Economía Social, el 29 de noviembre.
La presidenta segunda del Gobierno y Ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, durante una reunión con los responsables de la Confederación Europea de Sindicatos (ETUC), en el Ministerio de Trabajo y Economía Social, el 29 de noviembre.
EP

El Gobierno ha conseguido cumplir su objetivo, prometido a Bruselas, de tener lista la reforma laboral antes de finalizar el año. Tras meses de intensas negociaciones, el Ejecutivo y los agentes sociales han logrado un acuerdo, según ha confirmado el propio Ministerio de Trabajo, que lo ha calificado de "histórico".

Las partes salieron anoche de la última reunión sin un pacto cerrado al cien por cien, a la espera de que CC.OO., UGT, CEOE y Cepyme sometieran el texto del Gobierno a sus respectivos órganos de dirección, convocados para esta misma mañana.

Todos ellos han avalado la reforma, consiguiéndose así un acuerdo tripartito que cambiará el sistema de relaciones laborales en España y que hace apenas unos días parecía muy complicado a tenor de las discrepancias manifestadas, sobre todo, por los empresarios.

El texto planteado toca varios aspectos del Estatuto de los Trabajadores, como la contratación y la negociación colectiva, y tiene entre sus principales objetivos la reducción de la elevada temporalidad.

Tras el acuerdo, el Gobierno llevará la reforma laboral para su aprobación al Consejo de Ministros del próximo martes, 28 de diciembre, para su publicación en el Boletín Oficial del Estado (BOE) antes de que culmine 2021. Algo que han celebrado todos las organizaciones implicadas. 

La vicepresidenta segunda del Gobierno y ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, ha celebrado el visto bueno de la reforma laboral tras nueve meses de negociación.  "Es un día histórico, como muchos de los que hemos vivido, pero, si me permiten, hoy es un día histórico para los trabajadores y las trabajadoras de nuestro país", ha subrayado. La ministra ha destacado que la futura normativa  "recupera y gana derechos" para los trabajadores y confía que, tras su entrada en vigor, mejoren las relaciones laborales en España. Ha explicado que el objetivo de esta reforma laboral es acabar con la precariedad y la temporalidad en el mercado de trabajo español y, también, poner fin a la normativa aprobada por el Partido Popular en 2012. 

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha agradecido  a la patronal y a los sindicatos su "compromiso" para llegar a un acuerdo: "Cumplimos. Hoy avanzamos hacia un modelo de relaciones laborales del siglo XXI. Lo hacemos con la bandera del acuerdo y el diálogo", ha destacado el presidente a través de un mensaje publicado en su cuenta de TwitterSánchez ha reafirmado el objetivo del Ejecutivo de impulsar trabajos y sueldos dignos, que garanticen los derechos de todos.

El vicesecretario general de Política Sindical de UGT, Mariano Hoya, ha señalado que el acuerdo resulta "homologable ante Europa y ante el país". El acuerdo contempla algunas de las reivindicaciones del colectivo "entre ellas, y fundamental, el equilibro de la negociación colectiva, con la recuperación de la ultraactividad y la prevalencia del convenio sectorial estatal", ha expresado Hoya. También ha considerado que la futura normativa posibilitará "una reducción importante en los porcentajes de temporalidad" en España, una de las finalidades de esta reforma. Ha destacado los avances en el contrato formativo a través de "una fórmula de formación dual". 

El diputado de Más País, Íñigo Errejón, ha expresado en el Congreso de los Diputados su deseo de que esta no quede "descafeinada y recortada": "Habremos perdido una oportunidad histórica", ha aseverado. Errejón ha señalado que el acuerdo "en principio es buena noticia", pero ha pedido esperar a conocer más detalles del contenido del acuerdo para realizar más valoraciones.

El secretario general de CC.OO., Unai Sordo, ha valorado el acuerdo como "netamente positivo. Sordo, ha destacado la recuperación de la ultraactividad plena, por lo que "los convenios colectivos ya no perderán su vigencia cuando no se llegue a acuerdo". Del mismo modo, ha valorado las medidas alternativas a los despidos a través de los nuevos ERTE y el incremento de las sanciones, "mucho más disuasorias", para las empresas que incumplan la ley cuando contraten temporales. No obstante, ha señalado que, como en todo acuerdo, siempre quedan cosas por resolver, por lo que el sindicato seguirá defendiendo sus reivindicaciones en los próximos meses.

La Unión de Asociaciones de Trabajadores Autónomos y Emprendedores (Uatae) ha calificado como una "magnífica noticia" el acuerdo entre Gobierno, patronal y sindicatos. La secretaria general de la organización, María José Landaburu considera que este acuerdo marca un "punto de inflexión" hacia una concepción más garantista y protectora de los derechos laborales, y el siguiente paso debe ser extenderla hacia los trabajadores autónomos, que se encuentran aún desprotegidos en sus derechos más básicos, en materia de representatividad, huelga, negociación colectiva o protección social.  

Los órganos de gobierno de CEOE y Cepyme han resaltado que su apoyo a esta reforma supone un "ejercicio de responsabilidad" por parte de los empresarios, que aporta certezas de cara al exterior y favorece la confianza en España "después de meses con mensajes muy perjudiciales para las empresas, los inversores y el futuro" del país. Ambas organizaciones aseguran que las medidas acordadas continúan impulsando la estabilidad en el empleo, a través de la figura del contrato fijo-discontinuo; preservan la contratación temporal para atender las oscilaciones de la actividad empresarial, y fomentan la contratación de los jóvenes a través de los nuevos contratos de formación.

La Conferencia Episcopal Española (CEE) confía en que la nueva legislación laboral elimine las desigualdades en las relaciones en las empresas, acabe con la temporalidad, la precariedad y la inseguridad y refuerce la negociación colectiva en condiciones justas. "Esta es la reforma que se necesita", apuntan los obispos que advierten de que no se puede olvidar que "el principal problema laboral" es la falta de trabajo que afecta a millones de personas, especialmente jóvenes. Además, recalcan que "no todo se acaba" con la legislación laboral, sino que es responsabilidad de toda la sociedad dar al trabajo la importancia decisiva que tiene, "empeñándonos cada día en la defensa del trabajo digno y redescubriendo la dignidad de todo trabajo, no solo del empleo".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión