Nacional
Suscríbete por 1€

Los hosteleros, en pie de guerra ante la prohibición de fumar en terrazas

Los neumólogos aplauden que la norma recoja sus reivindicaciones de perseguir los cigarrillos en espacios abiertos y de subir el precio del tabaco.

Fumar quizás sea un placer, pero consume la salud y la vida.
Foto de archivo de una mujer fumando
Rafael Gobantes

"Impresentable y lamentable. De nuevo nos demonizan": José Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España, lleva toda la mañana colgado al teléfono lanzando el mismo mensaje. Se ha despertado con la noticia de que el Ministerio de Sanidad prepara una nueva y ambiciosa ley antitabaco que contempla, entre otras medidas, incrementar los espacios libres de humo, incluyendo la prohibición de fumar en las terrazas de los bares y restaurantes. "Me parece lamentable. Es impresentable. Nos enfrentan a nuestros clientes cuando ahora mismo no hay ningún problema", dice Yzuel, que explica en cuando en una terraza alguien enciende un cigarrillo y otro cliente se queja, uno de los dos "se cambia de sitio y no hay ningún problema".

Por contra, el borrador de Sanidad ha sido bien recibido por los médicos especialistas en Neumología que, a falta de analizar el documento en profundidad, sostienen que lo que saben de él les gusta, por cuanto recoge buena parte de sus reivindicaciones, entre ellas la prohibición del consumo de tabaco en espacios abiertos, como terrazas, playas, estadios deportivos y parques.

El borrador del llamado Plan Integral de Prevención y Control del Tabaquismo 2021-2025 ,que el Ministerio ha enviado a comunidades autónomas y sociedades científicas para que trasladen sus alegaciones antes del día 15, prevé, además, la prohibición de fumar en coches particulares, el empaquetado genérico de las marcas de tabaco, la subida del precio de las cajetillas incrementando los impuestos y la equiparación por ley de las restricciones a los cigarrillos electrónicos.

La intención es reducir el consumo (en torno al 25% de la población fuma a diario), especialmente entre los jóvenes, y que "antes de 2023" se incrementen los espacios libres de humo.

Actualmente hay siete comunidades autónomas (Aragón, Asturias, Baleares, Canarias, Cantabria, Comunidad Valenciana y La Rioja) que han adoptado temporalmente la medida 'Terrazas Sin Humo' como herramienta contra la covid-19. La futura ley ampliaría esta prohibición a todas las comunidades autónomas y con carácter permanente.

"Que no nos obliguen"

A los hosteleros, la norma les parece "innecesaria", se lamenta José Luis Yzuel, presidente de Hostelería de España, que representa a un sector formado por 300.000 establecimientos. "Nos enfrentan a nuestros clientes", dice Yzuel, que explica que cuando en una terraza alguien enciende un cigarrillo y otro cliente se queja, uno de los dos "se cambia de sitio y no hay ningún problema". Y añade: "Pero ¿es que un cliente no va a poder fumar en una terraza pero si se sienta en un banco a medio metro, sí va a poder? Es absurdo".

Yzuel cree que habrá hosteleros que se sumen voluntariamente a campañas contra el tabaco y no dejen fumar en las terrazas de sus negocios, "pero eso es una cosa y otra bien distinta que lo prohíban de manera generalizada". Se queja el hostelero de la presión de los movimientos antitabaco y de las sociedades científicas como la Sociedad Española de Neumología, pero insiste en que "no empiecen por nosotros, que no nos pongan en el disparadero, que no nos enfrenten. Fumar al aire libre no molesta a nadie. Que conciencien a las empresas y a los ciudadanos, pero que no obliguen", y a modo de ejemplo señala que, la semana pasada, estuvo en un gastrobar en Málaga que prohíbe fumar en su terraza. "Y me parece de maravilla que las empresas decidan desde la libertad, pero sin generalizar la prohibición". "Es un planteamiento de hipocresía y cinismo totales. Por un lado el Estado recauda cientos de millones de euros de impuestos y en vez de concienciar y respetar la libertad de las empresas, prohíbe", añade el hostelero.

A los neumólogos les gusta

A la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ) , sin conocer a fondo la letra, les agrada la música de la norma que prepara Sanidad. Tanto en lo relativo a las terrazas como que las cajetillas no incorporen ningún tipo de publicidad "que pueda atraer a una población tan sensible como los adolescentes", y el aumento del precio del tabaco, "que es una de las medidas más eficaces para reducir el consumo", sostiene Carlos Rábade, coordinador del área de tabaquismo de la Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (Separ).

El médico especialista gallego de 42 años recuerda que cada día mueren en España entre 300 y 400 personas por enfermedades asociadas al tabaco, y confía en que la norma incluya la financiación pública del tratamiento farmacológico del tabaquismo así como la asistencia al fumador. "Por la información que disponemos este punto está poco desarrollado o se habla poco de él", apunta Rábade, que aplaude también que se prohíba fumar en el interior de los automóviles, "una medida muy interesante y que reivindicamos para proteger sobre todo a los niños y adolescentes".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión