Nacional
Suscríbete

El 60% de los ingresados por covid en las ucis en España no están vacunados

España afronta una nueva ola de la covid tras multiplicar en un mes por tres la incidencia. Las próximas semanas, con el puente y Navidad en el horizonte, mostrarán el alcance de la nueva embestida del virus. 

Sala de UCI del hospital obispo polanco de Teruel. Foto ANtonio Garcia/bykofoto. 19-10-15 [[[HA ARCHIVO]]]
Foto de archivo de una uci del hospital obispo polanco de Teruel
Antonio Garcia/Bykofoto

El 60% de los enfermos de covid-19 que se encuentran ingresados en las uci no se han vacunado, aunque la cifra varía según las comunidades autónomas, explicó el viernes la ministra de Sanidad, Carolina Darias, que hizo un nuevo llamamiento al 10% de la población mayor de 12 años que queda por recibir los pinchazos. "Hay que convencer a los que no lo han hecho", afirmó Darias. Según las estadísticas del Ministerio de Sanidad, actualmente se encuentran en cuidados intensivos 458 pacientes, así que aproximadamente 275 de ellos no han recibido la pauta de vacunación.

Pese al importante aumento de los contagios registrados en las últimas semanas, la situación en las uci no es, ni mucho menos, similar a la registrada en los picos de las olas anteriores. El viernes, estaban ocupadas por pacientes covid el 5,02% de las UCI, muy lejos del 20% de mediados de agosto, en lo peor de la quinta oleada y, por supuesto, del 45% notificado a principios de febrero, en los momentos más dramáticos de la tercera embestida de la covid-19.

Los ingresos hospitalarios se reducen a la mitad gracias a la inmunidad colectiva con la vacuna pese a registrarse una incidencia de nuevos casos similar a la de hace unos meses

La incidencia se multiplica por tres en un mes

España ya está, o por lo menos, puede estar muy pronto, en una nueva ola de la covid-19. Aunque el alto porcentaje de vacunación del país permitió durante semanas escapar a la explosión de contagios en Europa, finalmente la incidencia acumulada y los nuevos positivos han comenzado a dispararse, aunque todavía se encuentran en niveles muy lejanos a los que registran Austria, Alemania, Rumanía o Bulgaria, epicentros de la nueva embestida del virus.

En esos países, la pandemia se encuentra desbocada. Austria, por ejemplo, registraba el viernes una incidencia acumulada de 1.711 casos por cada 100.000 habitantes a 14 días, una cifra que España no ha alcanzado nunca, según los registros oficiales. Y sin embargo, el tsunami centroeuropeo también se percibe ya aquí.

La incidencia española se ha multiplicado casi por tres en apenas un mes. El 14 de octubre marcó 40,52 casos, el mínimo desde el verano de 2020, y entonces se soñaba incluso con entrar en un breve plazo de tiempo en la llamada nueva normalidad, fijada por debajo de los 25 casos. Pero tras estar en menos de 50 casos hasta finales de octubre, el inicio de noviembre supuso también el repunte de la curva pandémica. Desde el 5 de noviembre, hace dos semanas, la incidencia ha crecido en 58 casos y en 40 desde hace una semana hasta situarse en los actuales 111,95.

"Notamos un gran número de contagios después de Halloween y esas nuevas infecciones se han registrado, sobre todo, entre los menores de 12 años, que es la población que está sin vacunar", explica Jaime Jesús Pérez, experto en Salud Pública. Los datos así lo corroboran. La incidencia entre los menores de 12 años se sitúa en los 166,18 casos por cada 100.000 habitantes, la mayor de todos los grupos de edad.

Pero este no es el único indicador de que la situación se ha torcido. El número de contagios se situó la semana pasada en una media de 6.000 diarios, cuando en las previas se quedaba en los 2.300. En los últimos 15 días se han notificado 60.000 nuevas infecciones. Además, la tasa de positividad (porcentaje de pruebas positivas respecto al total) también está al alza, con un 4,54%, ya fuera de la 'nueva normalidad' y en riesgo bajo, según el 'semáforo covid'. Y la presión hospitalaria también ha crecido, tanto en ingresos totales como en cuidados intensivos, aunque levemente.

Los expertos coinciden en que un repunte de casos era inevitable, pero todavía creen que debe esperarse un tiempo hasta poder considerar que este aumento corresponde a una nueva ola de la covid o solo a una 'olita'. "El crecimiento está siendo lento, desacompasado. No creo que esta ola sea tan importante como otras que hemos sufrido", apunta Pedro Gullón, profesor de Medicina Preventiva en la Universidad de Alcalá de Henares, que explica por qué repunta el virus si el 90% de la población está vacunada: "La vacuna es muy efectiva a la hora de prevenir casos graves, hospitalizaciones y fallecimientos, pero lo es menos para evitar todos los contagios. Aun así, la incidencia estaría subiendo mucho más si no tuviésemos tanta población vacunada".

Las próximas semanas serán cruciales para conocer hasta qué punto esta nueva embestida de la covid se parece a la segunda y a la cuarta, más suaves, o a la primera, la tercera y la quinta, tremendamente duras. "El puente de la Constitución y las fiestas pueden ser gasolina", augura Jaime Jesús Pérez, que defiende la implantación de medidas como el pasaporte covid, que 'castigan' a los no vacunados. ¿Pero cómo será la Navidad? En Alemania, el Instituto Robert Koch teme que sea "terrible". "Es muy pronto para lanzar una proyección", indica Gullón. "Lo que es seguro es que el virus seguirá circulando, pero no sabemos cuánto".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión