Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Adiós a la 'casa milagro' en La Palma

A última hora del martes, el volcán Cumbre Vieja ya había devastado 258 hectáreas y 585 edificaciones.

Casa de Inge y Rainer Cocq
Casa de Inge y Rainer Cocq
RTVE

Al final, la casa que permanecía cercada por la lava y milagrosamente intacta ha acabado consumida por la voracidad del volcán de La Palma. Era propiedad de la pareja danesa de ancianos Inge y Rainer Cocq, que no han vuelto a la isla desde que comenzó la pandemia. Rodeada por todos lados de rocas humeantes, resistió días incólume en medio del cataclismo.

   Según los datos del satélite europeo Copernicus, algunas partículas de dióxido de azufre despedidas por el volcán viajaron tan lejos que llegaron a Svalbard (Noruega), en el Ártico. Las cenizas vagaban suspendidas en torno a los 7.000 metros. Los investigadores del IGN detectaron media docena de terremotos en la zona afectada por la reactivación volcánica, con una magnitud de 2,9 y una señal sísmica a 10 kilómetros de profundidad. A última hora del martes, el volcán ya había devastado 258 hectáreas y 585 edificaciones, y otras 97 están afectadas por daños. Por añadidura, más de 22 kilómetros de carreteras han sido destruidos. Una cifra que aumentará en cuanto se actualicen este miércoles los últimos datos.

Tarjeta monedero para enseres esenciales 

El Consejo de Ministros aprobó este martes una ayuda de 10,5 millones de euros para atender las necesidades más urgentes de los damnificados de la erupción de La Palma. De ellos, 5,5 millones se destinarán a la compra inmediata de 107 viviendas y otros 5 millones se repartirán a través de una tarjeta monedero a los afectados para que las familias puedan adquirir los enseres más esenciales.

En cuanto a las viviendas, estas "serán de titularidad pública o privada", pero en cualquier caso "serán ocupadas con carácter inmediato", dijo la ministra portavoz, Isabel Rodríguez. La otra partida tiene por objeto que los afectados puedan dotarse de electrodomésticos básicos como frigoríficos, microondas y lavadoras. La precaria situación y la angustia que atenaza a los palmeros han obligado al Gobierno a agilizar la concesión de estas ayudas a los más de 6.000 desalojados.

El Ejecutivo también declaró la isla como zona catastrófica, y acordó establecer un régimen específico de expedientes de regulación de empleo (ERTE) concebido para esta situación. Ya a medio y largo plazo, cuando el volcán se apague, el Gobierno se ha comprometido a ejecutar un plan de reconstrucción de la isla. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión