Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

La lava ralentiza su velocidad en La Palma tras romperse el cono del volcán, que ya ha destruido más de 450 edificios

En el cráter hay al menos tres puntos de emisión simultáneos y dos coladas de lava activas.

La nueva colada de lava del volcán de Cumbre Vieja (La Palma) discurre por encima de la que salió en los últimos días, siendo más fluida y más rápida que las primeras coladas de la erupción.
La nueva colada de lava del volcán de Cumbre Vieja (La Palma) discurre por encima de la que salió en los últimos días, siendo más fluida y más rápida que las primeras coladas de la erupción.
Kike Rincón/EP

La lava que emite el volcán de Cumbre Vieja, en La Palma, ha ralentizado su velocidad en las últimas horas después de que, tras el derrumbe de la parte superior del cono volcánico, hubiera alcanzado velocidades de entre los 250 y los 300 metros a la hora, ha informado el Gobierno de Canarias en un comunicado.

La directora Instituto de Geografía Nacional (IGN) en Canarias, María José Blanco, ha informado de que en el cráter hay al menos tres puntos de emisión simultáneos y los dos puntos que aparecieron el viernes en la base del cono, en su falda, se han fundido en un único punto de emisión.

A estos puntos de emisión se suma uno más sobre el cono volcánico, así como dos coladas de lava activas, la más antigua de ellas casi detenida.

El proceso eruptivo a lo largo del tiempo ha mostrado episodios de incremento de la actividad explosiva que pueden repetirse.

Este domingo, en el que el volcán cumple su primera semana eruptiva, volverán a reunirse el comité científico y el comité director, presidido por su director y consejero de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad del Gobierno de Canarias, Julio Pérez. 

Fractura del cono

Este sábado, el geólogo Carlos Lorenzo informaba en un vídeo difundido en las redes sociales de que el cono del volcán se había roto.

"Se ha roto por la parte suoroeste, y deja una colada enorme de bloques muy grandes desplazándose por la ladera en dirección hacia el mar", explicaba el geólogo mientras se dirige a la reunión del comité director del Plan de Emergencia Volcánica de canarias (Pevolca).

Este anuncio del Instituto Geológico y Minero de España-CSIC se producía poco después de que el Instituto Volcanológico de Canarias (Involcan) anunciara que se había abierto un nuevo foco de emisión desde su cuenta de Twitter.

El foco de emisión se localizaba más al oeste del foco principal, precisa el organismo científico, dependiente del Cabildo de Tenerife.

Este foco se suma a las dos nuevas bocas eruptivas que se abrieron el viernes, que obligaron a evacuar a los vecinos que aún permanecían en tres de las zonas más amenazadas.

El volcán de La Palma está en “fase explosiva extrema”

La nueva colada de lava está discurriendo por encima de la que salió en los últimos días, siendo más fluida y más rápida que las primeras coladas de la erupción, aunque en las últimas horas ha ralentizado su avance.

La lava ha cubierto desde que comenzó la erupción el pasado domingo, 19 de septiembre, un total de 212 hectáreas destruyendo hasta el momento 461 edificaciones e infraestructuras, además de 16,9 kilómetros de carreteras, según los datos del satélite del programa Copernicus de la Unión Europea.

El consejero regional de Administraciones Públicas, Justicia y Seguridad, Julio Pérez, en unas declaraciones a los medios de comunicación dijo que, aunque todo se puede mejorar, tras seis días de erupción se puede decir que el dispositivo de protección civil está funcionando de un modo correcto.

De esta manera, comentó que sobre el terreno hay un millar de personas trabajando de distintos cuerpos y organizaciones, y que todos ellos convergen bajo una buena coordinación.

"Y eso permite que la población, cuando se le requiere confinamiento o evacuación, lo haga correctamente. La cadena de información científica detallada, las decisiones operativas y el comportamiento de los vecinos es importantísima para preservar la seguridad de las personas, que es nuestro primer objetivo", observó.

Pérez hizo especial hincapié en que el Gobierno de Canarias tiene dos objetivos; el primero de ellos es la seguridad de las personas y de los equipos intervinientes y el segundo es la reconstrucción de esa zona de la isla.

Aquí, abogó por prepararse desde el primer momento para la reconstrucción, las ayudas y la puesta en marcha de todos los mecanismos con el objetivo de auxiliar a quienes han sufrido daños.

Por su parte, el consejero apuntó que la valoración de los daños es otra de las prioridades del Gobierno de Canarias y entendió que es algo que tendrá que ir haciéndose según se avanza sobre el terreno. 

El volcán permanece activo desde el 19 de septiembre y de momento ha obligado a la evacuación de unas 6.000 personas, tras arrasar viviendas, cultivos e infraestructuras.

El comité director del Plan Especial de Protección Civil y Atención de Emergencias por Riesgo Volcánico (Pevolca) se encuentra reunido para analizar la evolución de la erupción.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión