Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

coronavirus

Sánchez trata de convencer a Simón para dirigir el nuevo Centro de Salud Pública 

El director del CCAES, que había pedido que le sacaran del primer plano, sigue pensando si presentar su candidatura.

Fernando Simón entrega a Pedro Sánchez el informe de los expertos sobre la desescalada.
Fernando Simón entrega a Pedro Sánchez el informe de los expertos sobre la desescalada.
Borja Puig de la Bellacasa / Efe

Pedro Sánchez quiere que antes de final de año comience a operar el prometido Centro Estatal de Salud Pública y Calidad Asistencial, la que está llamada a ser la gran agencia gubernamental para la coordinación con las comunidades de todas las políticas y campañas sanitarias o la estructura con la que enfrentar de forma conjunta futuras pandemias. La idea inicial del Ministerio de Sanidad era que este centro, cuya creación se aprobó en la Comisión de Reconstrucción Económica y Social en junio de 2020, hubiera comenzado a andar en el primer semestre de este año, pero en el Gobierno se han encontrado con un escollo: Fernando Simón, la gran apuesta del propio Sánchez para dirigir esta nueva institución, sigue insistiendo en que no quiere volver a la primera fila.

El director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), explican fuentes de su entorno, no ha dado todavía una respuesta a Moncloa, por lo que el propio presidente y la ministra Carolina Darias han redoblado en los últimos días la presión para que el mediático epidemiólogo dé el paso adelante. Los argumentos de ambos para intentar convencer al médico son muy parecidos: el nuevo centro se va a dotar principalmente con especialistas de la actual Dirección General de Salud Pública del Ministerio de Sanidad y del propio CCAES, por lo que nadie conoce mejor que el propio Simón a los profesionales que van a integrar esa nueva macro estructura sanitaria.

La propuesta de Darias -según han confirmado fuentes cercanas al entorno del CCAES- es que Fernando Simón se ponga al timón de este centro con rango de director general. Sería su segundo ascenso desde el inicio de la pandemia, ya que el exministro de Salvador Illa le nombró subdirector general al poco de iniciarse la crisis sanitaria en la primavera de 2020.

"Encantado"

Pero a Simón -explican sus más cercanos- no le tientan los cargos. Es más, asegura que está "encantado" con el nuevo estatus que ha conseguido para sí y para sus colaboradores del CCAES: primero logró que sus dos comparecencias semanales (lunes y jueves) se redujeran a una (solo los lunes) y ahora ha conseguido que no haya intervención semanal ni de él ni de nadie de su equipo, al suprimirse también las ruedas de prensa de los lunes. Su papel 'político' ha quedado reducido exclusivamente a la participación en el reducido comité de seguimiento del coronavirus que cada semana se celebra en Moncloa presidido por Sánchez. Carolina Darias le ha concedido todos sus deseos en los últimos meses, pero ni siquiera así ha conseguido, al menos todavía, arrancarle un 'sí'.

El pasado jueves, en su reaparición pública como ponente de la conferencia 'Evaluación de la gestión de la pandemia' en un congreso en León, Simón no quiso aclarar nada, aunque dejó claro que tampoco se autodescartaba para este puesto. "Que nadie se piense que yo voy a ser el director porque sí. Primero me tengo que presentar. Y no sé si lo voy a hacer. Y luego me tienen que elegir. Va a depender de muchos factores. Que no se piensen que yo estoy predestinado a este puesto",señaló. El director del CCAES recordó que la Ley General de Salud Pública de 2011 ya hablaba de este centro estatal, cuya dirección se elegirá a través de un comité y entre los candidatos que se presenten o sean propuestos.

Fernando Simón por tanto dejó abierta la puerta a volver a la primera línea. Una posición que contrasta con la que mantuvo en una de sus últimas comparecencias públicas cuando el pasado 24 de mayo aseguró que tenía "muchas ganas" de dejar de aparecer en los medios y que la "gente se olvide de mí".

Rechazo del PP

La posibilidad de que de Simón finalmente sea designado para dirigir este Centro Estatal de Salud Pública y Calidad Asistencial no gusta en absoluto al Partido Popular, que esperaban a una persona de más consenso. En el PP, que apoyó con sus votos la creación de esta estructura, creen que Simón está «totalmente alineado» con las tesis del Gobierno y que durante toda la pandemia ha servido a los intereses del Ejecutivo socialista. De hecho, el propio Pablo Casado ha pedido públicamente la dimisión del director del CCAES.

El Grupo Popular ha presentado una batería de preguntas en el Parlamento sobre este nuevo centro y sobre qué criterios va a seguir el Ejecutivo para elegir a su director. Los populares, que en ningún momento citan en sus demandas de información a Fernando Simón, sí que quieren dejar claro con esta iniciativa que si finalmente éste es elegido para el cargo no va a ser bien recibido.

Sea como fuere, en el Ejecutivo el enfado del PP con Simón lo dan por amortizado. Darias hace solo unos días confirmó públicamente que en el Gobierno siguen apostando por el epidemiólogo. "El doctor Simón es un activo importante de este ministerio", zanjó la titular de Sanidad.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión