Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

cataluña

El independentismo se moviliza por la Diada con la vista puesta en la mesa de diálogo

La semana que viene está previsto el encuentro entre la Generalitat y el Gobierno, que genera tensiones y discrepancias entre los partidos y entidades favorables a la independencia de Cataluña.

El independentismo se ha movilizado este sábado con motivo de la Diada del 11 de Septiembre y lo ha hecho con la vista puesta en la mesa de diálogo entre la Generalitat y el Gobierno prevista para la semana que viene, que genera tensiones y discrepancias entre los partidos y entidades favorables a la independencia de Cataluña.

Después de que el año pasado fuera la Diada más rebajada de los últimos años a causa de las restricciones por la pandemia del coronavirus, en esta ocasión se celebrará ya con más normalidad pero todavía condicionada por las limitaciones de la covid-19.

"Oportunidad" para el independentismo

El foco está en la manifestación de Barcelona convocada por la ANC esta tarde, que este año tiene como lema 'Lluitem i guanyem la independència' ('Luchemos y ganemos la independencia'), en forma de marcha al uso a diferencia de los últimos años, más caracterizados por movilizaciones masivas y estáticas que buscaban llenar grandes espacios en los que realizaban algún tipo de 'performance'. La presidenta de la ANC, Elisenda Paluzie, ha hecho un llamamiento  a participar en la manifestación independentista con motivo de la Diada, que considera una "oportunidad" para exigir unidad estratégica a los partidos independentistas.

En declaraciones tras la tradicional ofrenda al monumento de Rafael Casanova en Barcelona, Paluzie ha señalado que la manifestación también es una oportunidad para que el independentismo se vuelva a sentir "numeroso, fuerte y decidido".

"Solo tendremos aquello que nos ganemos por nosotros mismos. El mensaje es muy claro: luchemos y ganemos la independencia, colectivamente, unidos, juntos, la sociedad civil, el movimiento popular independentista. Las instituciones y los electos independentistas también tienen una responsabilidad", ha añadido Paluzie.

Paluzie ha hecho un llamamiento a concentrarse a las 16.30 en la calle Pau Claris de Barcelona, entre la plaza Urquinaona y la avenida Diagonal, minutos antes de que dé comienzo la manifestación convocada por la ANC, que este año finalizará frente a la Estación de Francia. Allí se celebrará un acto con las intervenciones de Paluzie con los presidentes de Òmnium, Jordi Cuixart, y de la AMI, Jordi Gaseni.

Primera Diada tras los indultos

Cuixart ha llamado también a la movilización  para lograr "el ejercicio de la autodeterminación y la república catalana", tras participar en la citada ofrenda floral en el monumento de Rafael Casanova. Es la primera Diada en la que Cuixart participa tras salir de la cárcel, pero ha asegurado que "la represión todavía se encarniza con muchas personas y todavía hay exiliados", por lo que ha advertido al Estado de que no desfallecerán hasta conseguir su retorno y una ley de amnistía. Esta Diada será la primera tras los indultos a los presos del 1-O, de manera que será el primer 11 de Septiembre en el que los dirigentes independentistas que fueron encarcelados puedan participar en los actos con total libertad.

Cataluña celebra su Diada como previa a la mesa de diálogo entre el Gobierno de España y la Generalitat

La manifestación se podrá celebrar porque el Govern ha levantado a partir de este viernes las restricciones a la reunión de personas.  Está previsto que a la manifestación asistan los principales dirigentes de ERC y Junts, así como el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, la mayoría de consellers del Govern y la presidenta del Parlament, Laura Borràs, mientras que por parte de la CUP estará la presidenta del grupo del Parlament, Dolors Sabater.

La ANC no ha querido fijar una cifra que haga considerar un éxito la movilización y cree que no se puede comparar con manifestaciones de otros años porque todavía se hará en un contexto de pandemia, pero Paluzie explicó el jueves que prevén congregar a un grupo de "seis dígitos" y confió en que sea una de las movilizaciones más grandes en Europa en tiempos de coronavirus.  

División ante la mesa

Para la entidad convocante, esta manifestación busca evidenciar que la independencia se conseguirá luchando desde la movilización de la ciudadanía junto a la acción de las instituciones, y en los últimos días desde el Govern y los partidos independentistas han defendido que debe servir para volver a demostrar la "fortaleza" del movimiento soberanista.

Sin embargo, previsiblemente se visibilizarán las diferencias que hay de cara a la mesa de diálogo, que el independentismo afronta dividido: ERC es el único actor que apuesta claramente por la mesa, Junts la critica constantemente aunque participa en ella, la CUP no cree en la estrategia del diálogo pese a que acordó con los republicanos darle dos años de margen, y la ANC se ha posicionado en contra.

De hecho, el lunes la secretaria general adjunta y portavoz de ERC, Marta Vilalta, ya pidió no utilizar esta manifestación para "atacar y señalar a compañeros de viaje independentista" ni a la estrategia del diálogo, especialmente a una semana de que se reúna la Generalitat y el Gobierno, aún con la incógnita de si asistirá el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.  

Como es habitual, este sábado se han celebrado los actos tradicionales de la Diada, como las ofrendas de instituciones, partidos, entidades y sindicatos al monumento de Rafael Casanova a primera hora de la mañana.

A las 22.00 se hará el acto institucional organizado por la Generalitat y el Parlament ante las cuatro columnas de Puig i Cadafalch en Montjuïc: este año rememorará el discurso que hizo el violonchelista Pau Casals ante la Asamblea General de la ONU hace 50 años y contará con la dirección artística de la actriz y directora Marta Bayarri y la dirección musical de Jofre Bardagí.

Partidos no independendistas

Aparte de los actos independentistas, los partidos contrarios a la independencia también harán algunos actos con motivo de la Diada, que desde hace años critican que se ha convertido en una festividad para los catalanes independentistas y no para el conjunto de la sociedad catalana, según ellos.

Celebraciones con motivo de la Diada en Cataluña.
Celebraciones con motivo de la Diada en Cataluña.
Agencias

El PSC ha limitado su actividad a los actos institucionales, como la ofrenda al monumento de Rafael Casanova y que ha encabezado la ministra de Transportes, Raquel Sánchez, el expresidente José Montilla y el líder del PSC en el Parlament y jefe de la oposición, Salvador Illa. No estaba el primer secretario del PSC, el ministro Miquel Iceta, quien será relevado de sus funciones en el partido por Illa en el congreso del PSC del próximo diciembre. 

Illa ha reclamado al Govern que aproveche la celebración de la Diada para "abrir un diálogo sincero y honesto dentro de Cataluña" que permita afrontar con garantías los "grandes retos" que plantea la salida de la crisis de la covid-19.

El líder del PSC en el Parlament ha mantenido una charla distendida con el presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, y con el vicepresidente, Jordi Puigneró. En su intervención posterior ha emplazado a los demás partidos a trabajar para que la Diada sea una celebración "para todos los catalanes" y para que "la senyera vuelva a ser el símbolo que les una a todos". Sobre las palabras de Aragonès diciendo que el referéndum de independencia es "irrenunciable", Illa ha dicho que no está de acuerdo y ha destacado que los socialistas están a favor de votar "un acuerdo" y no "una ruptura".

Los comuns han limitado sus actos a los oficiales, aunque el presidente de Unidas Podemos en el Congreso, Jaume Asens, también participará en el acto de Òmnium.

Tanto Vox, Cs como PP hacen actos propios: los de Ignacio Garriga participan en una jornada de formación de la Fundación Denaes; el partido naranja celebra el acto '11S: desmontando el mito nacionalista' en Barcelona con sus líderes en el Parlament, Carlos Carrizosa, y en el Ayuntamiento de Barcelona, Luz Guilarte, y el historiador Jordi Canal; y el PP leerá un manifiesto en L'Hospitalet de Llobregat (Barcelona).

El concejal del PP en el Ayuntamiento de Barcelona, Josep Bou, ha pedido este sábado alcanzar un acuerdo en Cataluña "siempre en el marco constitucional y desde la unión, la patria y la concordia". Lo ha dicho en declaraciones a los medios tras participar en la tradicional ofrenda floral en el monumento de Rafael Casanova con motivo de la Diada del 11 de Septiembre. Ha reivindicado a Rafael Casanova y ha considerado que no se debería politizar su figura ni que se le atribuya "ningún color político".

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión