Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

barcelona

Es falso que Barcelona proyecte convertir La Monumental en una mezquita

En los últimos días circulan en Twitter y Facebook mensajes virales que atribuyen a Colau un proyecto para convertir la plaza de toros en un templo religioso.

Imagen de la plaza de toros Monumental de Barcelona
Imagen de la plaza de toros Monumental de Barcelona
Efe

Es falso que la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, promueva la transformación de la Plaza de Toros Monumental de la capital catalana en una mezquita, como afirman mensajes difundidos en redes sociales que sacan de contexto una información de hace siete años sobre un proyecto desmentido ya entonces.

En los últimos días circulan en Twitter y Facebook mensajes virales que atribuyen a Colau un proyecto para convertir La Monumental "en una mega mezquita con capacidad para 40.000 personas". Algunos usuarios de redes llaman a rebelarse contra la "invasión" y el autor de una de las publicaciones comenta: "Lo que nos faltaba, destruyen nuestra cultura y nos quieren reconvertidos".

Los mensajes virales sobre este supuesto proyecto van acompañados, en algunos casos, por la captura del titular periodístico "2.200 millones para construir la tercera mezquita más grande del mundo", bajo el que se puede leer que la negociación para reconvertir la plaza de todos "en un centro de culto islámico" prospera "gracias a la mediación del sirio Mowafak Kanfach".

HECHOS: No hay ningún proyecto municipal para convertir La Moumental de Barcelona en una mezquita. Las publicaciones de estos días se basan en una información periodística de 2014 sobre unas negociaciones que fueron negadas por la empresa propietaria de la plaza y de las que también se desmarcó el entonces alcalde de CiU Xavier Trias.

En todo caso, fuentes del actual gobierno municipal barcelonés han confirmado que la afirmación de que el gobierno municipal de Colau promueve o tiene sobre la mesa un proyecto para la transformación de La Monumental en una mezquita "es falsa".

La imagen que acompaña algunos de los mensajes corresponden a la información publicada en un diario español el 25 de junio de 2014, en la que se afirmaba que el emir de Catar, Tamim bin Hamad al Zani, había planteado al Ayuntamiento de Barcelona una inversión de 2.200 millones de euros para adquirir La Monumental y reconvertirla en "una enorme mezquita con un minarete de 300 metros de altura".

A su vez, esta información se remitía a la publicada la víspera por otro diario, en la que se aseguraba que el grupo Balañá, propietario del recinto, "habría ultimado ya la venta de la plaza de toros y sólo faltaría el visto bueno municipal, que es quien tiene que conceder la licencia".

Sin embargo, el grupo Balañá difundió el mismo 25 de junio de 2014 un comunicado en el que negó "la existencia de negociaciones para la posible venta" de La Monumental, mientras que el alcalde, Xavier Trias, afirmaba que no había "recibido ningún proyecto para la construcción de una mezquita" en la antigua plaza de toros, "ni siquiera indirectamente".

Un bulo que persigue a Colau desde 2016

Desde la llegada de Ada Colau a la alcaldía en junio de 2015, el bulo de que la nueva regidora impulsaba este proyecto ha circulado de vez en cuando en internet, como se puede comprobar en Twitter a partir de 2016.

Y, durante la campaña electoral de 2019, los autores del libro 'Dios en Barcelona' le preguntaron, al igual que al resto de candidatos a la alcaldía, si creía que la ciudad necesitaba una gran mezquita. Respondió que veía más necesario que los centros de culto estuvieran en mejores condiciones y agregó que el ayuntamiento daba subvenciones para ello.

La construcción de una gran mezquita en la capital catalana es una reivindicación de la comunidad islámica que se remonta al menos a 1998, año en que once representantes diplomáticos de países árabes pidieron personalmente al entonces presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, que contribuyera a hacer realidad este proyecto.

La Comunidad islámica rechazó una oferta saudí para la mezquita

El sirio Mowafak Kanfach, citado en las informaciones de 2014 que ahora han sido sacadas de contexto, estaba en el origen de esta reivindicación como director de la Casa del Libro Árabe, institución que agrupa a varias asociaciones islámicas y que promovía ya en 1998 la construcción de la mezquita para facilitar un lugar de reunión a los más de 40.000 musulmanes de Barcelona y su área metropolitana.

Kanfach aspiraba a que la Generalitat facilitara un solar no inferior a 12.000 metros cuadrados para que los socios de la Casa del Libro Árabe pudieran invertir 2.300 millones de pesetas (menos de 14 millones de euros) en la construcción de un edificio con aportaciones estilísticas de las mezquitas otomanas, el arte andalusí y el modernismo catalán.

Aquel proyecto no prosperó y en 2000 fue precisamente Kanfach, como presidente de la Federación Islámica de Barcelona, quien encabezó la oposición a una oferta del rey Fahd de Arabia Saudí para financiar la construcción de la gran mezquita de Barcelona en un solar público. La iniciativa fracasó tras el rechazo de los colectivos musulmanes a un monopolio saudí en la gestión del templo.

Por su parte, la Monumental de Barcelona no es actualmente objeto de ninguna operación inmobiliaria que la prepare para convertirse en un centro religioso. La centenaria plaza de toros, que cerró el 1 de enero de 2012 sus puertas a los festejos taurinos por su prohibición en Cataluña, es escenario habitual de conciertos: los últimos tuvieron lugar en julio y los próximos están previstos para otoño.

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión