Nacional
Suscríbete por 1€

La DANA descarga 50 litros en media hora en Arguis, mantiene en alerta Aragón y desborda calles y barrancos en el litoral

Por el momento, las tormentas no han provocado daños de importancia en Aragón salvo algunas salidas de vía en la A-23, en el entorno de Villanueva de Gállego sin heridos graves. El 112 ha alertado a la Guardia Civil y a las empresas de turismo activo para que controlen que no haya personas practicando barranquismo. 

Las tormentas que afectan al conjunto de la comunidad aragonesa y que han descargado con fuerza en varios puntos del Mediterráneo han acumulado en la mañana de este miércoles en la localidad oscense de Arguis 50 litros por metro cuadrado en tan solo media hora.

Así lo ha asegurado, en la rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno del Ejecutivo aragonés, la consejera de Presidencia, Mayte Pérez, quien ha recordado que durante la jornada de este martes se activó el Plan Especial de Protección Civil de Emergencias ante el Riesgo de Inundaciones en Aragón (PROCINAR).

La responsable político, que ha vinculado esta situación a los efectos del cambio climático, ha explicado que tras la tromba de agua caída en Arguis, desde su departamento se había avisado a la Guardia Civil para verificar que no hubiera personas descendiendo barrancos en la Sierra de Guara

Por su parte, el alcalde de la localidad, Alfonso Gella, ha informado que no tenía noticias sobre desperfectos graves a consecuencia de la tromba de agua, a pesar de que según la Aemet Aragón se han llegado a acumular 30 litros por metro cuadrado en 15 minutos, lo que equivale a 120 en una hora, una precipitación considerada torrencial. 

Las precipitaciones más importantes durante la mañana se han producido en la comarca de la Hoya de Huesca, donde también destacan los 74 litros por metro cuadrado caídos en la estación que la Confederación Hidrográfica del Ebro tiene en el embalse de Vadiello.  

Fuentes del servicio de emergencias del 112 han explicado que las tormentas no han provocado hasta el momento daños de importancia, y que únicamente cabía destacar un par de salidas de vía en la A-23, en el entorno de Villanueva de Gállego y Zuera sin heridos graves, debido a la presencia de grandes charcos de agua en la calzada, así como pequeñas inundaciones en bodegas o sótanos de esta misma localidad.

Han añadido que aunque no se esperan crecidas destacadas en los ríos más importantes de la cuenca, sí podrían registrarse en arroyos o barrancos, por lo que hay que extremar las precauciones en las inmediaciones. 

Después de que la CHE informara de que han caído 57 l/m2 en 45 min en Arguis, en la provincia de Huesca, el 112 Aragón ha dado aviso a la Guardia Civil y a los bomberos para que controlen la práctica del barranquismo por la zona. 

El PROCINAR se mantiene activo debido a la previsión de fuertes lluvias y tormentas en toda la Comunidad, que pueden dar lugar a inundaciones, sin que supongan, sin embargo, un riesgo inmediato para la población y bienes.

Aún así, desde la Dirección General de Protección Civil se ha instado a la población a extremar la precaución especialmente en barrancos, márgenes de los ríos y carreteras. 

Fuertes tormentas en el Delta y Castellón

Las fuertes lluvias están descargando con fuerza en el litoral mediterráneo sobre todo en la desembocadura del Ebro y Castellón.

A última hora de la mañana de este miércoles, las lluvias han inundado bajos y calles en el Baix Ebre y el Montsià (Tarragona) y han obligado a cortar la N-340, entre Amposta y Alcanar, la AP-7, en Ulldecona en dirección Tarragona, y la carretera local TP-3318 en Ulldecona.

El temporal, que hasta las 13.00 horas había acumulado 167,8 litros de agua por metro cuadrado en Alcanar, ha inundado calles y bajos en la zona, donde, según las imágenes grabadas por algunos vecinos y compartidas en las redes sociales, ha arrastrado a varios vehículos. Además, las fuertes lluvias han dejado sin suministro eléctrico a 10.000 usuarios de la zona, si bien poco después la afectación se ha reducido hasta los 5.500 abonados, según Protección Civil.

Entre las 12.00 y las 13.00 , los Bomberos han recibido 126 avisos por importantes inundaciones, que afectan especialmente a Alcanar (con 96 alertas), donde algunas calles se han convertido en ríos por donde baja el agua hasta llegar al mar, arrastrando algunos vehículos así como sillas y mesas de terrazas.

En San Carlos de la Rápita las lluvias han dejado más de 200 litros durante toda la mañana.

Las lluvias se han trasladado por la tarde a Castellón, en Vinaroz, el barranco del Triador se ha desbordado y ha atrapado a algunas personas en sus vehículos, según ha informado el alcalde, Guillem Alsina.

Los equipos de emergencias siguen trabajando para rescatar a todas las personas atrapadas en sus casas y en coches, tras las inundaciones. “Por el momento no tenemos que lamentar daños personales”, celebra el alcalde, aunque añade que “sí que hay mucho daño material”.

En estos momentos hasta siete dotaciones del Consorcio Provincial de Bomberos de Castellón —junto con tres brigadas forestales, una unidad maquinaria y logística del consorcio y tres unidades de mando— colaboran con la Guardia Civil y la Policía Local para rescatar “a algunas personas que se han quedado atrapadas en sus casas y a otras en sus coches”.

Alsina explica que hasta el momento se ha podido ya rescatar en helicóptero a varias personas que habían quedado atrapadas en sus vehículos en la N-238. “Estas personas están ahora siendo atendidas por la Cruz Roja, que les ha ofrecido ropa seca y mantas”, añade. El consorcio ha rescatado también a otros conductores atrapados en el municipio de Rosell.

En la Comunidad de Madrid, donde desde la medianoche están activados los avisos naranja para la zona Metropolitana y Henares y amarillo para el resto de la región, las fuertes y persistentes lluvias caídas durante toda la noche han provocado balsas de agua, inundaciones en viviendas y caída de ramas de árboles.

Asimismo, se han cerrado algunos tramos de varias líneas de Metro y de túneles, ocasionando atascos de tráfico más intensos de lo normal.

Según el servicio de Emergencias de la Comunidad de Madrid hasta las siete de la mañana se han atendido un total de 237 incidencias relacionadas con las tormentas, mientras los bomberos han realizado 50 intervenciones, todas ellas relacionadas con inundaciones en viviendas y balsas de agua en la calzada.

En Castilla-La Mancha, se han recibido 150 alertas, de las cuales 147 se han producido a lo largo de la noche en Toledo, sobre todo por caída de ramas o achiques de agua, según fuentes del 112.

Además, las tormentas han provocado el desprendimiento de una chapa del tejado de la nave de la empresa Amazon en Illescas (Toledo), obligando a la suspensión de la actividad laboral para 700 empleados. No se han producido heridos y se han cerrado los parques de la ciudad de Toledo.

En Artajona, en la zona sur de Navarra, donde se encuentran en aviso naranja por las fuertes precipitaciones, se ha inundado el cuartel de la Guardia Civil y se han registrado incidencias además en Vergalijo o Caparroso, donde ha sido necesario achicar agua en una empresa textil.

Además, un tren ha quedado varado antes de llegar a la estación de Lodosa, un coche ha volcado en la A-68 y se han registrado inundaciones en viviendas en algunas localidades, corrimientos de tierras y se ha formado una gran balsa de agua en la carretera NA-6100 (Larraga-Peralta).

En Alaquás (Valencia) las lluvias torrenciales han provocado daños en más de 40 árboles, siete vehículos e importantes destrozos en el mobiliario urbano. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión