Despliega el menú
Nacional
Suscríbete

Condenado por querer quemar un bar donde no le sirvieron una copa

La Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a dos años y medio de prisión al hombre que vació una garrafa de gasolina en el suelo de un bar de Paiporta y amenazó con encender un mechero.

Paiporta
Paiporta
Gmaps

La Audiencia Provincial de Valencia ha condenado a dos años y medio de prisión a un hombre que vació una garrafa de gasolina en el suelo de un bar de la localidad de Paiporta, donde se habían negado a servirle una copa, y amenazó con encender un mechero.

Al condenado se le considera autor de un delito de incendio en grado de tentativa pero con riesgo para la vida e integridad de las personas, y se le obliga al pago de una indemnización de 1.200 euros por la limpieza del local.

La sentencia, dictada después de que acusación y defensa alcanzaran un acuerdo de conformidad y el condenado reconociera los hechos, le prohíbe acercarse a menos de 200 metros de la propietaria del bar, con la que discutió con anterioridad al suceso.

Además, deberá pagar los 1.200 euros en los que se han valorado los trabajos de limpieza del local, las pérdidas económicas por mantenerlo cerrado durante una noche y los daños morales que sufrió la propietaria a consecuencia de los hechos.

Según recoge la resolución judicial, el penado se encontraba el 25 de julio de 2020 sobre las siete y media de la tarde en el establecimiento, un bar situado en los bajos de un edificio residencial de Paiporta, cuando la dueña del mismo le dijo que ya no le servía más consumiciones.

El Tribunal relata que, ante esta negativa y “con la intención de amedrentar” a la víctima, el hombre respondió de forma insistente que iba a comprar gasolina y quemar el bar, que abandonó poco más tarde.

Quince minutos después regresó con una garrafa llena de gasolina que vertió en el suelo y en la barra del local, “sin importarle la vida e integridad física de la dueña del bar, las personas que consumían en el interior del local, y los moradores del edificio”, precisan los magistrados en el relato de hechos probados de la resolución.

El vertido del combustible provocó que los clientes huyeran tanto del interior como de la terraza del bar. A continuación, el condenado sacó un mechero y, cuando se disponía a encenderlo, un hombre se abalanzó sobre él, se lo arrebató e impidió que provocara el incendio. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión