Despliega el menú
Nacional
Suscríbete
última HORA horaAragón confirma 51 contagios, veinte más que hace siete días antesUna avería en un AVE en Calatayud genera una cascada de retrasos en la línea

melilla

Un funcionario y una marroquí, detenidos por estafar a menores extranjeros

Cobraron a menores extranjeros 500 euros por inscribirlos en el padrón, sin que lo llegaran a hacer.

Un grupo reducido de migrantes consigue saltar la valla de Melilla
Un grupo reducido de migrantes consigue saltar la valla de Melilla
Paqui Sánchez

La Policía Nacional ha detenido a dos personas en Melilla, una de ellas un empleado público, como presuntos autores de delitos de falsedad documental y estafa para la obtención de autorizaciones de residencia, ya que cobraron a menores extranjeros no acompañados 500 euros por inscribirlos en el padrón, sin que lo llegaran a hacer.

En una nota de prensa, la Jefatura Superior de Policía de Melilla ha informado de que estas detenciones tuvieron lugar el día 19 en una actuación de la Unidad Contra las Redes de Inmigración Ilegal y Falsedades Documentales (UCRIF).

Los detenidos son un funcionario varón de 56 años y nacionalidad española, y una mujer de 44 años de nacionalidad marroquí.

Las víctimas son marroquíes que, tras haber estado tutelados por la Ciudad Autónoma de Melilla en su condición de Menores Extranjeros No Acompañados (MENA), trataban de regularizar su situación como mayores de edad.

Los ahora detenidos ofrecían a sus víctimas el empadronamiento en una vivienda, requisito preceptivo para la obtención de la autorización de residencia, a cambio de cobrarles 500 euros, sin que nunca se llegara a efectuar dicha inscripción en el padrón de habitantes de Melilla.

Otra opción era cobrar 800 euros a inscritos que en ningún caso residieron en la vivienda.

Por otra parte, les hacían creer la necesidad de un precontrato de trabajo para obtener la autorización de residencia.

Engañados por la falsa confianza que les infundía el trabajador del ente público, los extutelados llegaban a pagar 2.000 euros por obtener dicho precontrato laboral, que nunca había existido.

A la mujer detenida le constan tres detenciones anteriores, una contra los derechos de los ciudadanos extranjeros, otra de robo con violencia o intimidación y una por atentado a agente de la autoridad, mientras que el otro detenido carece de antecedentes previos.

Tras pasar a disposición del Juzgado de 1ª Instancia e Instrucción 3 de Melilla, ambos detenidos quedaron en libertad con cargos. 

Etiquetas
Comentarios
Debes estar registrado para poder visualizar los comentarios Regístrate gratis Iniciar sesión